Food and Drink

¿Cuáles son las peores aguas para los riñones?

¿Qué agua no es tan buena para los riñones? Aunque podrían parecer inofensivas, esas alternativas al refresco no siempre son la mejor idea para la salud de estos órganos.

¿Será melón, será sandía? Todo lo que consumes a lo largo del día tiene cierto impacto en tu cuerpo: hay bebidas saludables o dañinas para tus riñones, algunas pueden resultar más evidentes, como el exceso de refresco, y en ese panorama un agua de sabor podría parecer como una mejor alternativa, lo cual no siempre es el caso.

Los riñones se ubican en el abdomen, se encargan de eliminar los desechos y el exceso de agua, explica National Institutes of Health (NIH), también tienen la tarea de mantener el equilibrio de sustancias químicas (sodio, potasio y calcio) en tu cuerpo.

Estos órganos tienen relación con otras funciones vitales, por ejemplo, ayudan a controlar la presión arterial a través de hormonas que elaboran, por ello, cuando no funcionan bien vienen varios padecimientos como cálculos renales e insuficiencia, ya que pierden la capacidad de filtrar y se acumulan niveles dañinos de desechos y electrolitos.

¿Qué bebidas dañan los riñones?

Hay factores de riesgo para una enfermedad renal, como una vida sedentaria, fumar, una dieta desequilibrada y un consumo poco saludable de líquidos.

¿Y hay alguna bebida que sea la peor de todas? Sí, según especialistas del sitio de salud Eat this, not that, “los refrescos encabezan la lista de las peores bebidas para la salud de los riñones”.

Esto se debe a su alto contenido de azúcar, la cual puede dañar los vasos sanguíneos de los riñones y dificultar el control de la glucemia.


También el ácido fosfórico (ingrediente de los refrescos de cola) ha mostrado relación con alteraciones urinarias y formación de cálculos renales, lo cual aumenta el riesgo de enfermedad renal crónica.

Asimismo, tomar alcohol en exceso puede afectar a los riñones, National Kidney Foundation explica que esto duplica el riesgo de una enfermedad renal crónica: “Un poco de alcohol, uno o dos tragos de vez en cuando, por lo general no tiene efectos graves. Sin embargo, beber en exceso (más de cuatro tragos al día) puede afectar su salud y empeorar la enfermedad renal”.

¿Qué agua daña los riñones?

El agua simple es esencial para el funcionamiento del cuerpo, pero es insípida y a muchas personas les cuesta consumir la suficiente, por lo que agregan algunos ingredientes que no siempre son la mejor idea para los riñones.

Aguas azucaradas

Un listado de bebidas más o menos saludables, Harvard T.H. Chan School of Public Health considera que es mejor evitar las bebidas azucaradas, en las cuales encontramos a cualquiera con azúcar añadido u otros edulcorantes (jarabe de maíz de alta fructosa, sacarosa, concentrados de zumo de frutas, etc.).

Es decir, esas bebidas azucaradas en polvo o en jarabe que agregas a las jarras están en el mismo saco que refrescos, bebidas deportivas y energéticas.

De hecho, tomar 4 raciones de bebidas azucaradas a la semana se han relacionado con mayor prevalencia de enfermedad renal crónica, se desaconseja su consumo habitual y en especial para personas con diabetes y enfermedad renal.

Así que cualquier bebida cotidiana en la que te excedas con azúcar puede ser dañina a la larga para la salud de tus órganos.

Agua de naranja

Esa agua de naranja que se elabora con su jugo podría parecer una buena alternativa diaria, pero tienen un inconveniente para las personas con enfermedad renal.

De acuerdo con Healthline, las naranjas son ricas en vitamina C, pero también en potasio: una taza de su jugo tiene alrededor de 458 mg de este mineral que debe limitarse en personas que padecen de los riñones:

“Dado su contenido en potasio, es probable que las naranjas y el zumo de naranja deban evitarse o limitarse en una dieta renal. Las uvas, las manzanas y los arándanos, así como sus respectivos zumos, son buenos sustitutos de las naranjas y el zumo de naranja, ya que su contenido en potasio es menor”.

Considera que, así no tengas una enfermedad renal, las versiones comerciales como jugos o aguas saborizadas de naranja pueden tener exceso de azúcares.

¿El agua de coco daña los riñones?

Según Healthline, algunos estudios preliminares han visto que el agua de coco podría ayudar a prevenir los cálculos renales. Esta bebida tiene electrolitos y ayuda a rehidratar, lo cual es positivo para estos órganos, pero no en todos los casos.

Aquí pasa lo mismo que en el caso anterior: el agua de coco es rica en potasio, una ración puede aportar 600 mg, por lo cual los enfermos renales deben limitar su consumo.

Cleveland Clinic explica que cuando los riñones están fallando, el potasio puede acumularse en la sangre, “esto puede provocar cambios en los latidos del corazón e incluso un infarto”.

Si no tienes padecimientos renales, de cualquier modo revisa la etiqueta si compras una versión en el supermercado, podrías consumir más azúcares refinadas y edulcorantes de lo que esperas.

¿El agua mineral afecta los riñones?

El agua gasificada no es más que agua con gas natural o artificial y en ese proceso encontramos sodio, el cual debe limitarse para cuidar los riñones, sin embargo, su contenido no representa un riesgo para la salud: si bebes alrededor de dos litros, representa alrededor del 2% de la ingesta diaria máxima.

La Asociación Española de Urología explica que, pese a los mitos sobre esta bebida, a la fecha no hay evidencias de que la mineralización del agua mineral natural sea un riesgo de cálculos renales
o deterioro de la función renal
, “al contrario, contribuye a alcanzar los niveles de hidratación recomendados para una buena salud”.

Así que en tanto tu agua con gas sea solo eso, y no agregue ingredientes como saborizantes y azúcares, se considera saludable.

¿Cuál es la mejor agua para el riñón?

Hay muchas bebidas que prometen limpiar los riñones, remedios caseros que aseguran una desintoxicación del cuerpo, sin embargo, no solo no funcionan, son innecesarias.

La única bebida imprescindible para tus riñones es el agua simple, en el artículo ¿Cómo puedo mantener saludables mis riñones?, el NIH aconseja como uno de los puntos clave mantener una ingesta saludable de líquidos:

“Se recomienda beber de 1.5 a 2 litros de agua al día. El agua ayuda a eliminar el sodio y las toxinas de los riñones. También reduce el riesgo de enfermedad renal crónica”.

National Kidney Foundation dice que ingerir suficientes líquidos es beber agua y bebidas saludables (sin azúcar ni grasas) para saciar la sed y el color de la orina puede decir qué te falta: si es oscura, estás deshidratado.

No obstante, esta cantidad no es la misma para todos, varía según cada cuerpo, además de que las personas con insuficiencia renal no deben beber demasiada porque no excretan la suficiente y requieren una medida especial.

Hay algunos consejos para promover el consumo de agua, por ejemplo, Harvard aconseja el agua con limón o infusionada con romero, jengibre, pepino y otros ingredientes saludables.


También lee: