Salud

Viruela del mono: se detecta primer caso importado en México

Se trata de un hombre de 50 años que reside en la ciudad de Nueva York.

Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, informó que se detectó el primer caso importado de viruela del mono en México.

En su cuenta de Twitter detalló que se trata de un hombre de 50 años, que reside en Nueva York y que probablemente se contagió en Holanda. La persona es atendida en la Cuidad de México.

El funcionario público agregó que la enfermedad se transmite de persona a persona por contacto directo.

Explicó que no se propaga por aire, agua o alimentos. ‘‘La eficiencia del contagio es baja, por lo que generalmente se presentan casos aislados o pequeños brotes, no epidemias generalizadas’', escribió en su red social.

¿Cómo saber si eres un caso sospechoso? Gobierno Federal responde

A través de un comunicado, el Comité Nacional para la Vigilancia Epidemiológica (Conave), informó a las unidades médicas de todos los niveles en el país una serie de recomendaciones sobre los síntomas de la viruela del mono y cómo atenderse con base en las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Además de la organización entre el personal de salud y las autoridades epidemiológicas, el documento tiene una serie de síntomas que permiten a la población saber si son sospechosos de la viruela del mono, esto con la finalidad de atenderse y dar aviso a las personas con las que se haya tenido un contacto reciente.

¿Qué síntomas te hacen sospechoso de contraer viruela de mono?

De acuerdo con la Conave, “toda persona, de cualquier edad, con una erupción cutánea o de mucosas, aguda inexplicable que progresa desde la cara con extensión al resto del cuerpo” será un caso sospechoso de la viruela de mono. Además, los siguientes síntomas son indicadores de haber contraído la enfermedad.

  • Cefalea (dolor de cabeza).
  • Fiebre de inicio agudo (mayor a 38.5 grados).
  • Linfadenopatía (glándulas en el cuello derivadas de la fiebre).
  • Dolor muscular (mialgias).
  • Dolor de espalda y piernas (lumbalgias).
  • Cansancio crónico (Astenia).