Salud

Viruela del mono: ¿Por qué es preocupante y cómo se trata?

Europa, Norteamérica, Israel y Australia encendieron sus ‘alarmas’ tras identificar más de 100 casos de viruela símica en los últimos días.

Las autoridades de salud en Europa, Norteamérica, Israel y Australia han identificado más de 100 casos de viruela símica en los últimos días.

Funcionarios de Salud a nivel mundial están atentos a la aparición de más casos porque, por primera vez, esta dolencia parece estar propagándose entre personas que no han viajado a África, donde la enfermedad es endémica. Sin embargo, los expertos subrayan que el riesgo para la población en general es bajo.

¿Qué tan preocupante es el brote?

Cualquier brote de un virus emergente es preocupante, pero la mayoría de los casos han sido leves y no ha habido muertes hasta ahora.

Además, la viruela del mono requiere un contacto muy estrecho para propagarse, por lo que no es probable que provoque grandes olas de enfermedad como el COVID-19, que puede ser transmitido en el aire por personas asintomáticas.

Sin embargo, la Agencia de Seguridad Sanitaria británica ha declarado que espera ver nuevos contagios “a diario” y el director de la OMS para Europa ha advertido que la temporada de verano de fiestas podría propagar la enfermedad. Muchos de los casos que se están identificando no tienen relación con infecciones anteriores, lo que sugiere que el virus ya se está extendiendo ampliamente.

El martes, el ministro de Salud alemán, Karl Lauterbach, afirmó que el brote “no es el comienzo de una nueva pandemia”, pero que es necesario contenerlo rápidamente.

¿Cuáles son los síntomas y cómo se tratan?

La mayoría de los pacientes solamente experimentan fiebre, dolores corporales, escalofríos y fatiga. Las personas que resultan afectadas con mayor gravedad pueden desarrollar erupciones y lesiones en cara y manos que pueden extenderse a otras partes del cuerpo.


La mayoría de las personas se recuperan en un plazo de dos a cuatro semanas sin necesidad de ser hospitalizadas. La viruela símica puede ser mortal para hasta 6 por ciento de los casos y se cree que es más grave en los niños.

Las personas expuestas al virus suelen recibir alguna de las diversas vacunas contra la viruela humana, las cuales han demostrado ser eficaces contra la viruela símica. También se están desarrollando medicamentos antivirales.

El Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades recomendó el jueves aislar todos los casos sospechosos y ofrecer la vacuna contra la viruela humana a los contactos de alto riesgo.

El Reino Unido ofrece a los contactos de alto riesgo la vacuna contra la viruela y recomienda que cualquier persona que pueda estar infectada se aísle hasta que se recupere.

Estados Unidos tiene mil dosis de una vacuna aprobada para la prevención de la viruela del simio y la viruela, además de más de 100 millones de dosis de una vacuna contra la viruela de generación anterior en una reserva del gobierno, dijeron las autoridades.