Estilo de vida

¿Para qué sirve el aceite de oliva en el cabello?

El aceite de oliva es un básico de la alacena por su sabor y textura, pero durante años le han atribuido efectos positivos en el pelo, como aporte para la suavidad y hasta en el crecimiento.

La búsqueda de buena salud no pasa solo por los malestares físicos, como el dolor de estómago que a veces se alivia con un té de manzanilla, también involucra al cabello, por eso a lo largo de los años han surgido remedios caseros que prometen una mejora. Entre ellos, el aceite de coco para alejar el frizz o el aceite de romero para fortalecer.

El aceite de oliva es un aliado en la cocina y en la mesa, sirve para aderezar ensaladas o para dar el toque final en pizzas o verduras asadas. ¿Pero qué hay de cierto en sus beneficios para el cabello? Esto dicen los especialistas al respecto.

¿Qué es el aceite de oliva?

El aceite es comúnmente relacionado con la preparación de platillos grasosos y entonces con una mala alimentación, pero esa no es una descripción precisa para el aceite de oliva.

Este aceite es fundamental en la dieta mediterránea, asociada popularmente a una disminución del riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares; pero hay diferencias entre su procedencia.

De acuerdo con una investigación publicada en los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos (NIH), el aceite de oliva extra virgen es elaborado a partir de la trituración de aceitunas del árbol de olivo. Mientras que el aceite de oliva refinado proviene de una extracción química, este proceso elimina varias de las propiedades, entre ellas, compuestos bioactivos fenólicos, vitaminas y minerales.

Según información de Cleveland Clinic, las bondades del aceite de oliva extra virgen radican en los antioxidantes, presentes en los polifenoles, compuestos también presentes en variedades de té como el té negro y el té verde, y que son útiles para combatir los radicales libres que ocasionan el estrés oxidativo.


¿Cuáles son los beneficios del aceite de oliva en el cabello?

Más allá de los componentes que podrían ser buenos para la salud del organismo, el aceite de oliva aparece entre los remedios caseros, además en productos destinados al cuidado como mascarillas y shampoos, para aplicar sobre el cabello y generar mejoras en la apariencia y composición.

¿Ayuda a suavizar el cabello?

Healthline apunta que estos beneficios para el cabello son atribuidos a componentes como el ácido oleico, ácido palmítico, escualeno y vitamina E porque se trata de emolientes que aportan suavidad e hidratación.

La misma fuente destaca que pese a que existen investigaciones con resultados positivos en este sentido, de momento no son suficientes para respaldar la popularidad de estos usos.

¿Acelera el crecimiento del cabello?

Otro de los beneficios atribuidos a la aplicación de unas gotas de aceite de oliva en el cabello es su acción sobre el crecimiento. Healthline señala que no hay investigaciones que soporten el impacto del aceite en la estimulación, las conclusiones disponibles se enfocan en otros componentes del olivo, no precisamente en este extracto procesado.

¿Es bueno ponerse aceite de oliva en el cabello?

Dado que las ventajas del uso sobre las puntas e incluso en el cuero cabelludo no están respaldadas científicamente, la dermatóloga Ashley Magovern, en entrevista para CNN, advierte que colocar el aceite de oliva que tenemos en la cocina podría promover la aparición de hongos y hasta infecciones, si bien no en todos los tipos de cabello, el efecto podría resultar negativo en cabelleras grasas.

La especialista advierte que lo mejor es buscar los beneficios del aceite de oliva en productos especialmente hechos para el cabello, como cremas para peinar o acondicionadores.

¿Cómo utilizar el aceite de oliva en el cabello?

Si de cualquier forma prefieres probar la efectividad del aceite de oliva en el pelo, la cantidad no está determinada, pero los dermatólogos sugieren empezar con unas cuantas gotas y colocarlas de medios a puntas para no generar el resultado contrario sobre el cuero cabelludo.

La recomendación es siempre enjuagar y no usarlo como crema de peinado antes de aplicar calor porque sus propiedades no protegen de las quemaduras por las herramientas como secadoras, planchas o rizadoras.

También lee: