Nacional

T-MEC: México busca aclarar disputa con EU sobre reglas de origen en sector automotriz

Mediante una carta, el gobierno mexicano busca replantear los requisitos que Estados Unidos está imponiendo a los productores de vehículos motorizados.

México está buscando consultas formales con Estados Unidos sobre las reglas para los automóviles que se envían a través de las fronteras regionales en virtud de un acuerdo comercial de un año, ya que busca reducir la escalada de un conflicto que surgió el mes pasado.

El gobierno mexicano quiere las conversaciones para evitar o resolver una posible disputa sobre los requisitos que Estados Unidos está imponiendo a los productores de vehículos motorizados, según una carta fechada el viernes de la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, a la representante comercial de Estados Unidos, Katherine Tai, vista por Bloomberg News.

México dice que la interpretación de Washington de las reglas es incompatible con el texto del Acuerdo entre Estados Unidos, México y Canadá.


Estados Unidos insiste en una forma más estricta de lo que México y Canadá creen que acordaron para contar el origen de ciertas partes centrales, incluidos motores, transmisiones y sistemas de dirección en el cálculo general, dijeron personas familiarizadas con el asunto en julio. Eso dificulta que las plantas en México y Canadá cumplan con el nuevo umbral del 75 por ciento de contenido regional, frente al 62.5 por ciento del TLCAN, para comerciar libres de aranceles, dijeron las personas.

Por ejemplo, si una parte básica utiliza un 75 por ciento de contenido regional y, por lo tanto, califica bajo ese requisito para el trato libre de aranceles, México y Canadá argumentan que el USMCA les permite redondear el número hasta el 100 por ciento con el fin de cumplir con un segundo requisito más amplio para el contenido regional general de un automóvil completo.

Estados Unidos, sin embargo, no quiere permitir el redondeo, lo que dificulta alcanzar el umbral libre de impuestos para el vehículo en general.

Así se resume el tema en una nota redactada por la Asociación de la Industria Automotriz de México, conocida como AMIA, y obtenida por Bloomberg News.

La oficina de prensa de la Secretaría de Economía de México y el USTR declinaron hacer comentarios de inmediato. México copió a la ministra de Comercio de Canadá, Mary Ng, en la carta.