Mundo

Consejo de Seguridad de la ONU exige a Israel a un alto al fuego en Gaza

La ONU ha pedido la liberación de todos los rehenes que aún hay en Gaza; en tanto, Amnistía pide que sean liberados los más de 200 niños palestinos cautivos en Israel.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (ONU) exigió este lunes un cese al fuego en Gaza durante el mes sagrado musulmán del Ramadán, la primera vez que pide una pausa de las hostilidades en el conflicto de Israel contra Palestina.

Estados Unidos se abstuvo de la resolución, aprobada por 14-0, que también pide la liberación de todos los rehenes tomados durante el ataque que perpetró el grupo palestino Hamás contra las tierras ocupadas del sur de Israel el 7 de octubre. Pero la resolución no vincula esa demanda al cese de fuego durante Ramadán, que concluye el 9 de abril.

El llamado del cese al fuego ocurre luego de que Israel informara que no permitirá que camiones con alimentos de la ONU entren al norte de Gaza, donde hay una grave crisis de hambruna provocada por las autoridades israelíes.

El primer ministro israelí Benjamín Netanyahu canceló la visita prevista a Washington de una delegación de alto nivel a manera de protesta por la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU.

Netanyahu acusó a Estados Unidos de “retirarse” de lo que, según dijo, había sido una “postura de principios” al permitir que se aprobara la votación sin condicionar el alto el fuego a la liberación de los rehenes en poder de Hamás.

La delegación israelí debía presentar a los funcionarios de la Casa Blanca planes para una esperada invasión terrestre israelí en la estratégica ciudad de Rafah en Gaza, que colinda con Egipto, donde más de un millón de civiles palestinos han buscado refugio de la guerra.

La votación surge luego que Rusia y China vetaron el viernes una resolución propuesta por Estados Unidos que pedía “un cese al fuego inmediato y sostenido” en el conflicto entre Israel y Hamás.

Estados Unidos advirtió que la resolución aprobada el lunes podría perjudicar las negociaciones para poner fin a las hostilidades que son mediadas por Estados Unidos, Egipto y Qatar, lo que suscitó la posibilidad de otro veto, esta vez de parte de Washington.

La resolución, presentada por los 10 miembros elegidos del consejo, está respaldada por Rusia y China y el Grupo Árabe de 22 países en Naciones Unidas.

Un comunicado emitido el viernes por el Grupo Árabe pidió a los 15 miembros del consejo “actuar con unidad y urgencia” y votar a favor de la resolución “para detener el derramamiento de sangre, preservar vidas humanas y evitar más sufrimiento y destrucción”.

“Es más que tiempo para un cese al fuego”, declaró el Grupo Árabe.

Debido a que Ramadán termina el próximo mes, el pedido de un cese al fuego durará apenas dos semanas, aunque el borrador establece que la pausa en los combates debe llevar “a un cese al fuego permanente y sostenible”.

Desde que empezó la guerra, el Consejo de Seguridad ha adoptado dos resoluciones sobre la situación humanitaria cada vez peor en Gaza, pero ninguna ha perdido un cese al fuego.

Más de 32 mil personas palestinas, entre ellas unos 12 mil niñas y niños en Gaza, han sido asesinados o han muerto los bombardeos y ataques de Israel, según el Ministerio de Salud del territorio.

Gaza también se encuentra sumida en una grave crisis humanitaria y un organismo internacional advirtió la semana pasada que “la hambruna es inminente” en el norte del territorio y que la guerra podría empujar a la mitad de los 2,3 millones de habitantes al borde la inanición.

Amnistía pide la implementación inmediata del alto el fuego en Gaza

Amnistía Internacional ha celebrado la aprobación de una resolución en el Consejo de Seguridad de la ONU que pide un alto el fuego en la Franja de Gaza y ha instado a su “inmediata” implementación para evitar un mayor derramamiento de sangre.

“No hay un momento que perder. Las autoridades de Israel deben poner fin de inmediato a su brutal campaña de bombardeos en Gaza y facilitar la entrega de ayuda humanitaria”, ha indicado la secretaria general de AI, Agnès Callamard, en un comunicado.

Asimismo, ha explicado que tanto Israel como el Hamás y otros grupos armados “deben trabajar para garantizar que el alto el fuego sea duradero”. “También deben ser liberados todos los palestinos retenidos arbitrariamente en cárceles israelíes, incluidos los civiles de Gaza”, ha señalado.

En diciembre pasado, organizaciones de derechos humanos israelíes y palestinas estimaron que en las prisiones de Israel hay casi 8 mil personas palestinas capturadas, la cual es la cifra más alta en 14 años, de acuerdo con The Guardian.

Apenas este domingo se dio a conocer que las autoridades de Israel tienen a 94 niños palestinos cautivos, detenidos en una prisión de Megiddo, en celdas sin equipamiento, en aislamiento doble y privados de las visitas de sus familias. El equipo de abogados encargado de supervisar las condiciones de estos niños señaló que las autoridades carcelarias presentaron a los niños con los ojos vendados y atados de manos y pies, y solo se les quita la venda una vez que están en la sala de visitas, donde son esposados y con grilletes en los pies.

El número total de niños palestinos detenidos en prisiones israelíes en Megiddo y en Ofer asciende a 200, y también hay otros 40 menores de edad en detención administrativa, que es un modelo de detención arbitraria usada por el Ejército israelí contra personas palestinas. Esa medida se puede renovar una y otra vez con “información secreta”, bajo el argumento de que los niños deben permanecer aislados porque “podrían cometer delitos en el futuro”.

Con información de Europapress.

También lee: