Mundo

‘No elijan la extinción’: Dinosaurio manda mensaje en cumbre de la ONU

Este dinosaurio advierte a las personas que los gobiernos financian los combustibles fósiles y pide que se imaginen si ellos hubieran invertido en meteoritos.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) citó a declarar a un inusual “testigo” acerca de los peligros de la quema de combustibles fósiles que agravan el calentamiento global: un dinosaurio.

En un video publicado en redes sociales antes de la cumbre sobre cambio climático, un dinosaurio generado por computadora irrumpe en el famoso salón de la Asamblea General de la ONU en Nueva York para decir a diplomáticos y diplomáticas de todo el mundo que “extinguirse es algo malo”.

El divertido video, que en inglés cuenta con la voz del actor Jack Black, envía un importante mensaje que el Programa de Desarrollo de la ONU espera que cale.


“Se dirigen hacia el desastre climático”, proclama el dinosaurio. “Y, sin embargo, cada año los gobiernos gastan cientos de miles de millones de fondos públicos en financiar los combustibles fósiles. Imagínense que nosotros hubiésemos gastado cientos de miles de millones anuales en subvencionar meteoritos gigantes”.

El dinosaurio pide a la humanidad no elegir su propia extinción.

En un reporte que acompaña al video, la agencia de la ONU dijo que su investigación muestra que el mundo gasta más de cuatro veces más cada año — alrededor de 423 mil millones de dólares — en subvencionar los combustibles fósiles para los consumidores de lo que se destina a ayudar a los países pobres a enfrentar el calentamiento global.

La cifra no incluye el costo indirecto de la quema de petróleo, carbón y gas, ni el daño que esas emisiones causan al medio ambiente y a la salud.

El secretario general de la ONU, António Guterres, ha pedido repetidamente el final de los subsidios a los combustibles fósiles, algo a lo que muchos gobiernos son reticentes por temor a que un alza de los precios pueda derivar en disturbios.

Achim Steiner, director del Programa de Desarrollo de la ONU, reconoció que la reforma del sistema de ayudas a los combustibles fósiles no será fácil y que podría ser distinta en cada nación.

“Pero también sabemos que debemos alejarnos de estas fuentes de energía que están contribuyendo al declive de nuestro planeta”, afirmó. “Acabar con el respaldo financiero de una forma que sea justa y equitativa es un elemento fundamental de esa transición”.