Mis Finanzas

¿Qué es la homonimia financiera y por qué puedes terminar en Buró de Crédito sin tener deudas?

Solo la homonimia financiera puede provocar que entres al Buró de Crédito sin tener un solo adeudo; esta es la razón.

¿Te imaginas solicitar un crédito a cualquier institución financiera y recibir una respuesta negativa porque tus tarjetas están sobregiradas… pero las deudas no son tuyas?

Si lo has vivido o no sabes de qué estamos hablando, a continuación te explicamos qué es la homonimia y la razón por la que puedes terminar en Buró de Crédito si alguien se llama igual que tú.

¿Qué es la homonimia financiera?

La homonimia es una coincidencia entre nombres de usuarios de servicios financieros que puede llevar a que se mezclen sus cuentas o que detecte créditos que no solicitó, según explicó la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Aunque este fenómeno no suele ser tan usual, sí se han presentado casos que han sido del conocimiento de las autoridades del sistema financiero mexicano y de las Instituciones de Seguridad Social como el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) o el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Incluso, el mismo Servicio de Administración Tributaria (SAT), a pesar de contar con homoclaves que hacen “irrepetible” el RFC de las personas, ha registrado casos de homonimia de contribuyentes.

Este fenómeno puede representar un gran problema para la persona usuaria debido a que su calificación crediticia se puede ver afectada, así como su capacidad para tener acceso a servicios y productos financieros, lo que puede traer confusión en las instituciones financieras.


¿Por qué se dan casos de homonimia financiera?

Aunque la CURP o el RFC sirven para diferenciar a las personas a pesar de compartir el mismo nombre, algunas instituciones financieras pueden generar y utilizar sus propios códigos, lo cual puede provocar este tipo de confusiones.

Además, las y los usuarios de servicios financieros manejan diferentes claves como la de seguridad social, el número de la licencia, afiliación al SAT, clave de elector o el número del Pasaporte.

Esta falta de homologación de claves ha provocado que algunas instituciones recurren a otro tipo de medidas para evitar confundir los créditos de cada persona, sobre todo si tienen usuarios con el mismo nombre.

¿Cómo saber si tienes algún problema de homonimia financiera?

Según la Condusef, las personas pueden saber si tienen un problema de homonimia financiera con una sencilla acción:

Deben solicitar su reporte de crédito especial al buró y círculo de crédito para identificar si existe algún movimiento dudoso o algún crédito que no reconocen. En caso de que en este documento aparezcan servicios o productos que no contrataron, es importante que se acerquen a las autoridades para resolver la situación.

En este reporte no solo aparecen créditos con instituciones financieras, sino también prestadores de servicios de luz, internet, teléfono, entre otros; así que podrán darse cuenta si se han solicitado alguno de estos servicios con su nombre.

¿Cómo resolver un caso de homonimia financiera?

En caso de sospecha por un posible caso de homonimia, los usuarios deben acercarse con la Condusef y presentar un escrito detallando la situación.

En esta institución, la o el asesor realizará el análisis correspondiente para efectos de verificar si se trata de un asunto relacionado con un posible caso de homonimia.

En caso de determinar que existe un problema de este tipo, se realizará la gestión correspondiente para comunicarlo ante el Buró de Crédito y Círculo de Crédito, quienes a su vez darán aviso a las instituciones financieras.

También lee: