Estados

Reinicio de viajes no esenciales entre México y EU: crecen filas de autos en el primer día

Las personas podrán cruzar al país vecino con visa de turista; se les pedirá certificado de vacunación COVID.

Personas hicieron fila en sus autos desde la madrugada, tras el anuncio de apertura de fronteras entre México y EU.

Desde la madrugada de este lunes reiniciaron los cruces no esenciales a Estados Unidos debido a que se levantaron las restricciones impuestas por la pandemia de COVID-19.

De esta manera todos las personas que se dirijan, vía terrestre, a Estados Unidos pueden hacerlo con una visa de turista. No obstante deben portar su certificado de vacunación COVID-19 y que dicha vacuna sea una de las aceptadas por el gobierno estadounidense.

De acuerdo con la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) los documentos de vacunación serán presentados sólo si los oficiales lo solicitan y se hará de manera aleatoria. Hasta el momento las vacunas que no son permitidas son la rusa Sputnik V y la china Cansino.


Baja California

Las filas en las inmediaciones de las garitas en Baja California mostraron hasta el momento un crecimiento importante por lo que las autoridades locales tuvieron que implementar diversos operativos para agilizar el tránsito vehicular.

Ya desde el domingo, muy cerca de la media noche, se notó el aumento de viajeros, a pocas horas de que se reabriera la frontera a quienes realicen un viaje no esencial.

Desde el primer minuto de este lunes, los primeros turistas llegaron con certificado en mano para cruzar a pie o en sus vehículos. Una fila de carros se fue acomodando en espera de que dieran las 12:00 horas para iniciar el cruce.

Las garitas de San Ysidro y Otay en Tijuana, junto con la de Calexico, en Mexicali mostraron el mismo comportamiento de turistas listos para internarse a Estados Unidos. Pasaron poco más de 19 meses para que se reabriera el paso para quienes cuentan con visa de turista.


Las restricciones a los cruces no esenciales iniciaron el 21 de marzo del año 2020.

Tamaulipas

En Tamaulipas no se registran largas filas como se esperaba tras el anuncio para permitir el ingreso a personas con visa de turistas.

En Nuevo Laredo se llevó a cabo una ceremonia con motivo de esta reapertura a la que asistieron los alcaldes de Laredo Texas Pete Saenz; Carmen Lilia Canturosas, de Nuevo Laredo; Juan Carlos Mendoza, cónsul de EU en Nuevo Laredo; el senador de Tamaulipas, Américo Villarreal Guerra, el de Zacatecas, José Narro, así como las diputadas Ana Laura Huerta y Gabriela Regalado.

En el puente internacional Reynosa-Hidalgo la actividad se considera normal, con movimiento habitual de personas que cruzan a Estados Unidos a trabajar o a estudiar en escuelas en el Valle de Texas.

La noche del domingo sí se registraron largas filas de residentes que esperaron la medianoche para poder cruzar la frontera; sin embargo, en unas pocas horas de la madrugada, el tráfico fue desfogado.

En Matamoros se reporta una espera para peatones de hasta 50 minutos en el puente Nuevo que conecta a Brownsville, debido a la revisión que se hace de la documentación requerida para cruzar la frontera, en este caso la visa láser y el certificado de vacunación contra el COVID-19 de las farmacéuticas Pfizer, Moderna, AstraZeneca, Sinovac y Jonhson & Johnson; mientras que la fila de automóviles el flujo es normal.

Lo mismo ocurre en el puente internacional Juarez-Lincoln en Nuevo Laredo, donde también el flujo vehicular fue considerado normal, mientras que el peatonal tampoco fue desbordante como se especulaba.

En la frontera de Tamaulipas se implementaron operativos de vialidad y seguridad con la participación de elementos de tránsito que apoyan a los automovilistas para tomar los carriles correctos; también hay personal de servicios médicos. Hasta el momento no se han requerido pues no se tiene el flujo esperado.

Participan elementos de policía estatal, Guardia Nacional, Ejército Mexicano y Marina.

Ciudad Juárez

Aunque en la frontera de Ciudad Juárez con El Paso, Texas, empresas, viajeros y autoridades de ambos lados se prepararon para enfrentar un caos ante el gran número de personas que se esperaba en los cruces internacionales, el flujo transcurrió con normalidad.

De acuerdo con información del Fideicomiso de Puentes Internacionales, a las 7:30 horas de este lunes, cruces como el de Puente Libre lucieron vacíos y, hasta las 10:00 horas, la tardanza para pasar del lado mexicano al estadounidense fluctuaba de uno a cinco minutos.

En la víspera, varias personas hicieron fila para ingresar al vecino país y evitar las cinco horas de espera que autoridades norteamericanas vaticinaban días antes, por el posible incremento de viajeros.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés), incluso adelantó dos horas la reapertura de los cruces a las actividades no esenciales, ante la fila que se formó del lado mexicano, misma que se aligeró poco después de la medianoche.

Las personas que por cuestiones de estudio o trabajo viajan a la ciudad de El Paso con regularidad cruzaron de madrugada para evitar quedarse varadas en la “presunta” fila que se formaría en la mañana y llegar tarde a sus actividades.

”Mucha gente antes de la medianoche del domingo saturó los puentes Libre, Paso del Norte y el de Zaragoza, tanto a pie como en automóviles, pero eran personas que estudian o trabajan. Pensaron que iban a estar a reventar los puentes y por eso se adelantaron para estar a tiempo en el otro lado”, dijo un funcionario de la instancia estatal.

Del otro lado, las tiendas que habitualmente son visitadas por los “paisanos” se quedaron a la espera de la ola de compradores.

Sucursales de establecimientos como Burligton, Marshall, Ross, Target, Dillars, Cielo Vista, Macys, WallMark, Best Buy, se prepararon con mercancía diversa para ofrecer a sus clientes mexicanos, que llegaron a cuentagotas.