Economía

Estas son las ‘bondades’ del hidrógeno verde, uno de los principales vehículos para la descarbonización

Algunas de las bondades del hidrógeno verde es que es el elemento químico más abundante que se puede encontrar en la naturaleza, dijo William Jensen, asesor en la GIZ-Agencia de cooperación alemana en México.

El hidrógeno verde es uno de los principales vehículos que tenemos para la descarbonización de las economías, aseguró William Jensen, asesor en la GIZ-Agencia de cooperación alemana en México en el programa de la alianza energética entre México y Alemania.

En el foro Energy Innovation Days: La Energía del Mañana, Jensen enlistó algunas de las bondades del hidrógeno verde. En principio, indicó que es el elemento químico más abundante que se puede encontrar en la naturaleza y remarcó que en México ya se ha utilizado como combustible.

“En primer lugar ya sabemos utilizar el hidrógeno en general, no es una cosa de ciencia ficción, es un tema de uso estratégico, de desarrollo estratégico. En segundo lugar el hidrógeno verde es uno de los principales vehículos para la descarbonización de las economías. En tercer lugar en las gran mayoría de las economías del mundo ya están en camino hacia la adopción de este tipo de tecnologías, es decir cada vez vamos a tener más y más información sobre los distintos políticas que se están implementando y tecnologías que se están utilizando”, dijo en el foro patrocinado por Siemens.


Agregó que las principales economías del mundo ya cuentan con estrategias, lo que se va a traducir en inversiones importantes para reducir los costos de esta tecnología. También, dijo, México ya tiene las capacidades sufientes para manejar este gas.

Algunos de los usos del hidrógeno son almacenamiento de energía renovable, movilidad eléctrica, químicos verdes, combustibles líquidos sintéticos, cogeneración, descarbonizacón de gas natural, entre otros.

Dijo que en 2019 se consumieron 70 millones de toneladas de hidrógeno, de los cuales 221 mil toneladas se consumieron en México y se espera que hacia 2050 se consuman unas 650 millones de toneladas. Indicó que se espera un 60 por ciento de reducción de costos de este gas entre 202 y 2030.