Border

Ahí va el agua potable: Instalarán red de drenaje y suministro en Vinton, Texas

Se invertirán 30.3 millones de dólares para instalar líneas de agua potable y residuales en Vinton, Texas, comunidad ubicada a 20 millas de El Paso.

Los menos de 3 mil residentes de la comunidad de Vinton, Texas —ubicada cerca de la frontera con México—, pronto tendrán acceso al servicio de agua potable y residual. Actualmente, los habitantes de esta comunidad reciben el líquido a través de mini sistemas que lo distribuyen, pero su suministro no es ininterrumpido.

“A veces tenemos agua y a veces no, no te puedes confiar. El que pronto tendremos agua potable es muy buena noticia”, dijo Martina López, residente de esa comunidad localizada a 20 millas de El Paso.

López narró que espera que la llegada de agua potable a las residencias también disminuya el gasto familiar, ya que deben de adquirir constantemente agua embotellada para beber y cocinar, sobre todo en el verano.

La comunidad de Vinton es muy pequeña y actualmente cuenta con 560 residencias y alrededor de 2 mil 600 habitantes.

Recientemente, el alcalde de Vinton, Manuel Leos III, encabezó la ceremonia de colocación de la primera piedra para iniciar la instalación de líneas de agua potable y residuales en el poblado.

“Esto protegerá el medio ambiente y a los residentes. Es una forma más segura y saludable de desechar los residuos y proporcionar agua limpia y segura a un precio accesible”, dijo.

La realización del proyecto fue uno de los primeros encargos que recibió Adriana Castillo, de El Paso Water, cuando se convirtió en directora de la División de Ingeniería hace más de seis años.


“Empezamos con tres calles, continuamos con la planificación, proporcionamos apoyo en el aspecto técnico, ayudamos a Parkhill Smith Cooper en la planificación, firmamos un acuerdo de tarifa de conexión y de venta al por mayor, así como un convenio de operación y mantenimiento”, dijo Castillo.

El proyecto es el resultado de la colaboración entre EP Water, el pueblo de Vinton, la oficina de la congresista estadounidense Verónica Escobar, la Junta de Desarrollo del Agua de Texas (TWDB), la Agencia de Protección Ambiental (EPA) y el Banco de Desarrollo de América del Norte (NADBank).

La totalidad del proyecto tiene un costo de 30.3 millones de dólares y se pagará con recursos de la TWDB, así como del Fondo de Infraestructura Ambiental Fronteriza, financiado por la EPA y administrado por el NADBank.