Border

Las lluvias lo amenazan: Muro de Trump ‘sufre’ en Arizona

La mayoría de los tramos de la valla fronteriza fueron construidos sin tomar en cuenta las regulaciones ambientales, dijo Laiken Jordahl, activista en el Centro para la Diversidad Biológica.

Las fuertes lluvias registradas las últimas semanas en Arizona, han provocado daños a la estructura de la valla fronteriza que fue instalada para impedir el ingreso de personas indocumentadas a Estados Unidos.

Los deterioros fueron detectados recientemente en la zona del Refugio Nacional de Vida Salvaje de San Bernardino, donde se presentaron daños en varias compuertas metálicas que dividen a Estados Unidos de México.

La valla fue instalada por orden del expresidente de Estados Unidos, Donald Trump. Durante su mandato, se colocaron más de 400 millas (643 km) de barrera metálica en la zona fronteriza, la gran mayoría en el área de Arizona.


Sin embargo, las intensas lluvias registradas en el sector ocasionaron que las bisagras de algunas de las piezas metálicas con las que se construyó la estructura se desprendieran debido a la fuerza del agua de arrastre. Activistas de esta zona estiman que la zona afectada cuenta con al menos 104 piezas metálicas dañadas.

Las imágenes fueron difundidas a través de redes sociales por lo que muchos de los usuarios expresaron que la obra de Donald Trump no estaba diseñada para soportar precipitaciones pluviales abundantes.

“Los que vivimos en Arizona sabemos que estas tormentas monzónicas surgen de la nada y dejan caer pulgadas de lluvia en todo el desierto de una forma continua”, comentó Laiken Jordahl, activista en el Centro para la Diversidad Biológica.

Informó que la mayoría de los tramos de la valla fronteriza fueron construidos sin tomar en cuenta las regulaciones ambientales por lo que los grupos medio ambientalistas advirtieron desde antes de la construcción de los posibles daños ecológicos y estructurales que se podrían generar.


“Estas leyes se han promulgado debido a la experiencia pasada que ha tenido el país con desastres que resultaron en la pérdida de propiedad, vida, suelo, agua, por lo que al pasar por alto todas estas regulaciones es inevitable que el resultado que tendrá en muchos lugares va a ser negativo”, agregó.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) confirmó el deterioro a la estructura y dio a conocer que se encuentran evaluando los daños en la infraestructura metálica.

La construcción de esta valla se encuentra detenida desde que inició la administración del presidente Joe Biden, incluso se cancelaron los contratos que quedaron pendientes.