Border

Girl Scouts en El Paso se quedan con miles de galletas sin vender

Algunas ofrecen sus productos de forma online, también utilizan kioscos digitales, emplean plataformas digitales de venta y entrega de comida preparada y hasta utilizan drones aéreos.

Samantha Wise ha sido una niña exploradora por varios años en El Paso y, usualmente al final del periodo de venta de galletas, su grupo se queda con menos de 2 mil cajas sin vender, pero ahora tienen acumuladas 100 mil cajas.

“En un inicio creíamos que era por el COVID-19 y eso nos sorprendió, pero creo que podemos venderlas a tiempo”, comentó Samantha.

A diferencia de otras temporadas, las Niñas Exploradoras (Girl Scouts) no vendieron sus galletas en sus vecindarios o a las afueras de los centros comerciales, supermercados o bibliotecas de El Paso, Texas como acostumbran debido a las restricciones por la pandemia. Ahora, diversificaron sus métodos de venta a fin de no quedarse con las galletas.

“En un inicio, cuando fuimos de casa en casa, las personas nos decían que no lo hiciéramos porque se supone que debíamos estar en cuarentena”, dijo Kim Wise, quien también es Niña Exploradora.

Algunas Niñas Exploradoras ahora ofrecen sus productos de forma online, también utilizan kioscos digitales, emplean plataformas digitales de venta y entrega de comida preparada y hasta utilizan drones aéreos para el traslado de sus famosas galletas, explicó Nelson Camargo, vicepresidente de comunicaciones y membresía de una división de las Girl Scouts.

Los compradores pueden pagar en línea y hacer que su pedido sea enviado o que lo entregue una niña Scout.

Algunas de las integrantes toman sus pedidos de forma personalizada empleando una aplicación virtual con la que también pueden hacer sus cobros, ya que cuentan con un portal donde pueden registrar las metas que se han propuesto para vender sus productos y conocer el avance que llevan.

Una de las instrucciones que recibieron las Girl Scouts fue no dejarse vencer a pesar de la pandemia, por ello siguen ofreciendo sus productos de forma electrónica para cumplir con los objetivos que se proponen para posteriormente llevar a cabo sus actividades planeadas.

Algunas niñas visitan los centros comerciales para vender sus productos, para cuidar su salud, sus padres les ayudan colocando una protección de plástico para no tener contacto físico con las personas, para los clientes de los comercios es una alegría volver a ver a las Scout con sus productos, quienes ofrecen su línea de galletas como menta, mantequilla de maní, limonada, Savannah Simes, S’mores, Shortbread, caramelo de lites y Toffee-tastic, entre otros.

Las ganancias generadas por estas ventas permiten solventar los gastos administrativos de los diversos grupos de Niñas Exploradoras en Estados Unidos al igual que para llevar a cabo actividades comunitarias.

La venta de galletas por parte de las Niñas Exploradoras es una tradición en Estados Unidos y diversos grupos han registrado que no se han vendido 15 millones de paquetes de galletas en todo el país. La venta promedio anual es de 200 millones de paquetes de galletas.