Bloomberg

México pone ‘paños fríos’ a tensión con EU por ley energética

El gobierno está abierto a continuar la discusión con sus socios sobre la modificación de leyes, dice la Secretaria de Economía.

La secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, dijo que México está dispuesto a trabajar con Estados Unidos y Canadá en sus preocupaciones sobre los esfuerzos del gobierno de Andrés Manuel López Obrado para fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad, a expensas de las empresas privadas.

En una entrevista con Bloomberg News, Clouthier dijo que México mantendrá ‘un diálogo abierto’ con sus aliados norteamericanos sobre la nueva ley eléctrica, que favorece a la empresa estatal frente a las firmas privadas de energías renovables, una reforma que tribunales locales han suspendido.

“México está abierto a continuar la discusión con sus socios bajo el T-MEC con respecto a cualquier inquietud sobre la modificación de las leyes y regulaciones nacionales de México sobre el sector de la electricidad y la energía”, dijo en una entrevista por correo electrónico, refiriéndose al convenio entre Estados Unidos, México y Canadá.


Esta semana, la representante comercial de Estados Unidos, Katherine Tai, criticó las políticas energéticas nacionalistas de México en una reunión conjunta de dos días. Tanto Tai, como su contraparte canadiense, Mary Ng, han expresado su preocupación sobre el daño a las inversiones estadounidenses y canadienses en el mercado energético nacional.

Clouthier agregó que el gobierno mexicano también trabajará “con inversionistas, tanto nacionales como extranjeros, para ayudarnos a crear relaciones duraderas y esquemas de cooperación de beneficio mutuo en beneficio del desarrollo de México”.

La secretaria defendió la política energética del gobierno, diciendo que las reformas a la ley de electricidad de México son “parte de su derecho soberano a regular”.

Agregó que el Gobierno seguirá cualquier decisión que tomen los tribunales mexicanos, donde actualmente la nueva legislación es impugnada por empresas e inversionistas.


La ley es parte de la campaña de larga data del presidente Andrés Manuel López Obrador para devolver a los gigantes energéticos estatales CFE y Pemex a su antiguo dominio, y deshacer las privatizaciones promulgadas por su predecesor. Este mes, un juez federal suspendió partes de otra ley reciente que ampliaría el control del Gobierno sobre el mercado de combustibles.

Clouthier también dijo que le gustaría ver que la industria automotriz aumente su capacidad de fabricación en el país. Cuando asumió el cargo por primera vez, la secretaria prometió convencer a Ford Motor de trasladar a México una planta que estaba cerrando en Brasil.

“Queremos asegurarnos de que la presencia de Ford en México vaya más allá de los estados de Sonora, Chihuahua, Estado de México, Guanajuato y Ciudad de México. Quiero asegurarme de que las empresas encuentren a México como el mejor lugar para invertir y que sepan que pueden establecer operaciones en México para hacer crecer sus negocios”, confió.

A principios de esta semana, la funcionaria declaró a periodistas que México está trabajando para crear cadenas de suministro para la industria automotriz del futuro, y que si las cosas van bien en los próximos meses, el país podría albergar inversión de una empresa para la producción de baterías para vehículos eléctricos, pero no dio el nombre de la empresa.