Salud

Gobierno ‘descobija’ a vacunas COVID hechas por universidades en México, critica Andreu Coma

Los recursos que México destina a la investigación están por debajo de los dos puntos porcentuales recomendados, señala científico.

La vacunas desarrolladas por las universidades mexicanas no cuentan con el respaldo económico ni burocrático del Gobierno Federal, acusó este jueves el profesor e investigador de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, Andreu Comas.

“Tampoco se le ha dado apoyo a la generación de las vacunas hechas por universidades mexicanas, como la vacuna que esta haciendo la Universidad Autónoma de Querétaro, vacunas del Poli, de la UNAM, de la Autónoma de San Luis Potosí”, dijo este jueves durante el foro EF Meet Point. Pandemia ¿qué esperar de ómicron?

El también integrante del Centro de Investigación en Ciencias de la Salud, afirmó que en México “no se ha dado ni el dinero, ni las facilidades burocráticas necesarias” para impulsar el desarrollo de estas biológicos.

“Mientras nuestro país no haga un verdadero esfuerzo en invertir en la generación de una vacuna, no vamos a tener suficiencia en la producción”, enfatizó.

La falta de atención a este rubro se debe a la poca inversión que se destina a la investigación en el país, que es de tan solo 0.3 por ciento del PIB cuando lo recomendable es un 2 o un 5 por ciento de este, señaló el doctor Carlos del Río en el mismo foro.

Del Río, profesor distinguido en la División de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Emory, advirtió que los recursos destinados a la investigación en México han ido disminuyendo en los últimos años lo que entorpece las acciones para combatir la pandemia.

“La gran crisis que México enfrenta es que nunca ha invertido mucho en investigación y que ahora está invirtiendo menos, esto impacta en muchos problemas, incluso el cómo salir de una pandemia”, criticó.


¿Y la vacuna Patria?

Comas subrayó que el biológico reconocido como un producto nacional es en realidad fruto de la colaboración entre varios países pero sobre todo del grupo dirigido por el doctor Adolfo García Sastre, que reside en Nueva York.

“La vacuna Patria, no es una vacuna hecha con tecnología mexicana ni desarrollada por científicos mexicanos, es desarrollada en gran parte por el grupo gran del doctor García Sastre en Nueva York, y gran parte es patrocinada por Avimex”, comentó.

De manera oficial se dio a conocer que tanto el Conacyt como Avimex se encuentran trabajando juntos e invirtiendo en la creación de este biológico.

Avimex ha aportado 15 millones de pesos al proyecto, mientras que el Conacyt ha invertido 135 millones de pesos.

Sin embargo, no se ha difundido si es que el Gobierno Federal contempla impulsar el desarrollo de otras vacunas de autoría nacional.

En caso de que llegue a hacerlo, Comas advierte que estas solo podrían considerarse como “refuerzos y ya no como una primera inoculación”.