Nacional

Si no se coordinan estados y municipios, “ninguna estrategia de seguridad funcionará”: Salvador Guerrero Chiprés.

A la Guardia Nacional le faltan elementos para tener mayor presencia en algunas zonas de riesgo en el país, apuntó Guerrero Chiprés.

Para que la estrategia de seguridad nacional funcione, se requiere una Guardia Nacional con más elementos, que se coordine con los estados y municipios, y que los gabinetes de seguridad locales hagan su trabajo y realicen detenciones, afirmó el presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y la Justicia de la Ciudad de México, Salvador Guerrero Chiprés.

“Si no es así, ninguna estrategia va a funcionar y no se va avanzar en bajar la incidencia delictiva”, advirtió en entrevista con El Financiero.

El titular de este organismo civil –en el que participan y opinan líderes empresariales, abogados, académicos, representantes de la sociedad civil para generar estrategias, programas y ser un puente entre sociedad y gobierno– alertó que “a la Guardia Nacional le falta un mayor número de elementos, no tiene ahorita más de 125 mil y debe tener una presencia mucho mayor”.

Sobre todo –opinó– “por la orografía compleja y accidentada del país”. Sostuvo que “en materia de inteligencia, la Guardia Nacional está bien, porque sus capacidades son de las más elevadas de América Latina; lo que necesitamos es un tipo de modelo regional que enfrente los desafíos orográficos”.

Concretamente, dijo, “las regiones de las montañas, donde operan algunos grupos de la delincuencia organizada, con poblaciones de la sierra pequeñas, aisladas y lejanas, siguen siendo un problema”.

“A nivel internacional la Guardia Nacional es un muy buen ejemplo; la tiene Francia, Colombia y es un contribuyente en el aumento de las capacidades de la seguridad”, estimó.


El funcionario subrayó también que, “para que la estrategia funcione, hace falta la coordinación de los municipios con el esquema de aportación de la Guardia Nacional”.

“Si en los municipios no existe la capacitación, la dignificación, la carrera profesional, los salarios, los seguros, las becas para las familias de los policías y no se fortalece la coordinación entre ayuntamientos, independientemente de quiénes los gobiernen, no puede funcionar ningún esquema de seguridad”, resaltó.

También criticó que “ninguna estrategia nacional de seguridad va a funcionar sin el apoyo y sin la participación homogénea de los gobernadores”, y acusó que “los gabinetes de seguridad en los estados no funcionan, no hacen su trabajo”.

“Si a nivel local, nacional o municipal no realizan detenciones, la incidencia delictiva no baja. Así no se puede avanzar”, insistió.

También lee: