Nacional

Bateo arriba de 300: ¿A qué se refiere López Obrador con esta frase?

En su gusto por el beisbol, el presidente Andrés Manuel López Obrador utiliza este dicho sobre una estadística que representa el éxito.

Desde que comenzó su sexenio, constantemente el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, utiliza referencias al beisbol, que es su deporte favorito, para dar a entender que está fuerte o que anda en buen momento.

Una de las más recientes fue en junio pasado, cuando dijo que en lo poco más de dos años que le quedan a su gestión dará buenos resultados, porque está fuerte y “bateando arriba de 300″.

Dicha frase beisbolera la ha empleado AMLO en distintas ocasiones para hacer referencia, en parábola, sobre su condición física o su momento político.

Sin embargo, para quienes no son aficionados al “Rey de los deportes”, ese dicho les puede parecer extraño, al no tener contexto sobre lo que significa dentro del diamante de juego.

Solo las figuras batean 300

En el beisbol profesional, el porcentaje de bateo se calcula dividiendo los hits (veces que un pelotero toma por lo menos una base) entre los turnos al bat (esto es cada que un bateador se para en la caja de bateo y da hit o es puesto out).

Esto quiere decir que alguien que batea .300 o más es porque conecta tres hits por cada 10 turnos al bat. Y aunque pegar un hit parece sencillo, realmente es difícil, pues por lo general, la mayoría de peloteros en ligas como MLB o la Liga Mexicana de Beisbol batean en una media entre .200 y .300.

Por eso, los bateadores que registran de .300 hacia arriba son considerados las figuras de los equipos, y encontrar alguno que tenga una temporada de .400 es difícil, pues el último en conseguirlo fue Ted Willians, de los Boston Red Sox, en 1941.

Constantemente se ha visto al presidente López Obrador jugando beisbol en distintos campos del país, al lado de expeloteros que fueron estrellas como Vinicio Castilla o Alfredo ‘Zurdo’ Ortiz, así como sus fotografías con deportistas destacados como Julio Urías o el dominicano David Ortiz.

Y aunque algunos factores como la inseguridad o la inflación han intentado poner out por la vía del ponche al mandatario, las distintas encuestas sobre su aprobación demuestran que sí sostiene un buen ritmo de bateo desde el Ejecutivo.

También lee: