Nacional

Líneas aéreas aceptan mover 204 operaciones del AICM a AIFA

Aeroméxico transferirá 60 salidas y llegadas, Volaris 40, Viva 20 y los vuelos chárter y de carga migrarán 84 de sus viajes

Las aerolíneas mexicanas han cedido y acordaron con el gobierno federal la migración de 204 operaciones diarias desde el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México al recién inaugurado puerto aéreo Felipe Ángeles, por lo que ya no habrá decretazo para limitar los vuelos en el AICM, reveló el subsecretario de Transportes, Rogelio Jiménez Pons.

En entrevista para El Financiero, el funcionario detalló que a partir de julio, Aeroméxico moverá 30 rutas –60 operaciones– al AIFA, mientras que Volaris aceptó trasladar 20 rutas –40 operaciones–, y 10 rutas más serán enviadas desde el AICM a Santa Lucía por parte de Viva Aerobus.

“También se va a pasar toda la carga, que va a llevar cuatro o cinco meses, 30 vuelos diarios de carga más los chárter, que son ocho vuelos diarios, dos empresas extranjeras, con un vuelo cada una, entonces son arriba de los 102 vuelos, que significan 204, operaciones diarias, porque son vuelos de ida y vuelta”, agregó Jiménez Pons.

Al respecto, Aeroméxico refirió que a partir de la segunda quincena de agosto incrementará sus vuelos desde y hacia el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) y para finales de octubre realizará 30 rutas diarias (o 60 operaciones), ofreciendo así 1.5 millones de asientos durante el siguiente año.

La medida se produce tras las preocupaciones planteadas por la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA, por sus siglas en inglés) por el aumento de incidentes en los que los aviones corren el riesgo de estrellarse contra el suelo u otro obstáculo.

El acuerdo sustituirá al decreto que se había previsto publicar en los siguientes meses y corresponden al plan del gobierno de enviar alrededor del 25 por ciento de las operaciones del AICM al aeropuerto Felipe Ángeles, que ahora solo tiene 13 operaciones diarias.

Este plan se prevé que dure un año, tras el cual, se habrán migrado alrededor de 250 operaciones del puerto aéreo de la capital a Santa Lucía y también al aeropuerto de Toluca.

“Ya no hay decreto, el mismo presidente dijo que no hay decreto, para que no digan que no seamos impositivos”, puntualizó Jiménez Pons.

El acuerdo se selló el lunes tras una reunión con el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, quien logró el consenso con las líneas aéreas para realizar este plan.

Jiménez Pons descartó que el traslado de operaciones se deba al incidente ocurrido el sábado en el AICM, en donde una aeronave tuvo que realizar un procedimiento de ida al aire ante la presencia de otro avión en la pista que había sido designada para su aterrizaje.

El funcionario dijo que, incluso, trasladar solo el 25 por ciento de operaciones es una cifra conservadora, pues se podría mover hasta el 35 por ciento.

El objetivo de dicho plan es desaturar el aeropuerto “que está hecho una porquería, diario hay retrasos, además de hacer obras de adaptación en el AICM y dotar de masa crítica al AIFA. Es a partir de mi entrada a la subsecretaría cuando empezamos a hacer un cálculo de cómo está sobresaturado el AICM, y es un cálculo conservador el 25 por ciento”, agregó.

En tanto, la secretaría de Gobernación (Segob) señaló en un comunicado que las aerolíneas nacionales e internacionales mantendrán sus slots –horarios de aterrizaje y despegue– durante el verano, pero a partir del 15 de agosto se implementará un incremento significativo en los vuelos desde el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles.

La Segob detalló que las aerolíneas que tengan más de un año de adeudos con el AICM tendrán que abandonar las instalaciones aeroportuarias y migrar sus operaciones hacia otra terminal aérea.

En ese caso estaría Interjet, la aerolínea que debe más de 2 mil millones de pesos en combustible a Aeropuertos y Servicios Auxiliares.

En esa primera etapa se busca tener más de 100 vuelos diarios, mientras que una segunda etapa arrancará el 15 de septiembre, lo que completaría las 204 operaciones señaladas por la subsecretaría de Transportes.

Con estos nuevos lineamientos, no se permitirá la entrada de nuevos vuelos al AICM, además que no se permitirá un aumento de las operaciones más allá de los slots ya autorizados para este verano.

Problemas en fraseología

Aunque la ‘mudanza’ de los vuelos al AIFA no responde a los incidentes reportados en el último año tras el rediseño, el funcionario reconoció que hay problemas en el uso de fraseología–las claves que utilizan las tripulaciones para comunicarse–en vuelos procedentes de Canadá, Estados Unidos y Europa.

Así, mientras los controladores mexicanos dan una indicación, los pilotos extranjeros comprenden otra, lo que tiene implicaciones graves al tratarse de operaciones en donde debe privar la seguridad.

“Son detalles peligrosos, porque de repente se van a la derecha o para arriba, están teniendo en el rediseño esos códigos, todo eso se tiene que someter a revisión, el diseño hay que empezarlo a revisar a detalle, todo eso se está trabajando”, dijo.

En ese sentido, se han instalado mesas de trabajo con las aerolíneas, los pilotos, controladores e, incluso, con NavBlue, la empresa filial de Airbus, que se encargó de realizar los estudios de aeronavegabilidad para garantizar la interoperación de los tres aeropuertos del Valle de México: AICM, Toluca y AIFA.