Nacional

Impera impunidad a periodistas asesinados, mientras AMLO discute con Parlamento Europeo

Al problema de la violencia contra comunicadores, se suma el de la impunidad.

La polémica que se ha generado tras la respuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador, en la que llamó “borregos” a los diputados del Parlamento Europeo luego de que hicieran un llamado a México a garantizar la protección a periodistas y activistas, ha dejado de lado el grave problema del asesinato de comunicadores en el país.

Al menos siete periodistas han sido asesinados en México en lo que va de 2022 y ningún caso ha sido resuelto, por lo que al problema de la violencia contra comunicadores, se suma el de la impunidad.

Se trata de José Luis Gamboa Arenas, de Veracruz; Margarito Esquivel Martínez y Lourdes Maldonado, de Baja California; Roberto Toledo, en Zitácuaro, Michoacán; Heber López, de Oaxaca; Jorge Luis Camero Zazueta, en Sonora; y Juan Carlos Muñiz, en Fresnillo, Zacatecas.

Baja California

Las investigaciones en relación con los asesinatos de los periodistas Lourdes Maldonado y Margarito Martínez han ido avanzando de acuerdo con las autoridades.

En el caso de Maldonado hay tres detenidos vinculados a proceso y la fiscalía tiene hasta seis meses para aportar pruebas y ofrecer la investigación complementaria. Hasta el momento aún se desconoce el móvil y el autor intelectual del crimen.

Para el caso de Margarito Martínez también se espera la audiencia intermedia. Además hay tres personas vinculadas a proceso y, entre ellos, dice la autoridad están los autores materiales y el autor intelectual.

Michoacán

La Fiscalía de Michoacán dijo que avanza en las investigaciones con relación al homicidio del reportero Roberto Toledo, ocurrido el 31 de enero en la colonia Moctezuma Oriente del municipio de Zitácuaro.


Sin embargo, no hay detenidos todavía por parte de la policía investigadora.

Tras el ataque, Roberto Toledo fue auxiliado y canalizado a un nosocomio donde minutos después falleció a consecuencia de las heridas producidas por ocho impactos de arma de fuego.

Por lo que la Fiscalía Regional emprendió las diligencias relacionadas con diversas disciplinas en materia pericial que permitieron la ubicación, fijación y recolección de indicios.

Y se dispusieron los respectivos actos de investigación sobre el atentado armado.

De igual forma, durante el despliegue policial implementado, fueron ubicadas dos motocicletas que al parecer se encuentran relacionadas en los hechos.

Ambas unidades estaban abandonadas en una pensión ubicada en la colonia José María Morelos, por lo que fueron puestas a disposición del Ministerio Público.

Cabe hacer mención que derivado del señalamiento que se hizo a través de redes sociales, en el sentido de que Roberto Toledo era colaborador de un medio de comunicación de esta región del oriente del estado, la Fiscalía continuará con la investigación atendiendo el Protocolo Homologado de Investigación de Delitos Cometidos Contra la Libertad de Expresión.

Veracruz

En el estado de Veracruz han asesinado a 31 periodistas del 2000 a la fecha, pero hasta el momento ningún caso ha sido resuelto por lo que todos los expedientes se mantienen abiertos, es decir, todos los casos permanecen en la impunidad.

Un ejemplo de lo que sucede en estos casos es el de Moisés Sánchez, quien fue asesinado en enero del 2015 y cuya familia aún espera respuestas. De este caso se detuvieron a algunos integrantes de la policía municipal de Medellín y las autoridades informaron que el entonces presidente municipal había sido el autor intelectual; sin embargo, él permanece prófugo.

El hijo de Moisés Sánchez, Jorge Sánchez, afirmó que este tipo de situaciones se repiten con el resto de los periodistas, de manera que los casos permanecen en la impunidad y se continúa esperando que se lleve ante la justicia a los responsables.

Otro caso emblemático es el de Regina Martínez, quien fuera corresponsal de Proceso. En aquel momento la administración de Javier Duarte de Ochoa quiso hacerlo pasar por un asesinato por cuestiones personales y detuvieron a dos personas presuntamente vinculadas al mismo, que posteriormente demostraron habían sido torturadas. Hoy el caso permanece impune.

Situaciones similares suceden con el resto de los casos, los cuales tienen las carpetas de investigación abiertas puesto que la Fiscalía General del Estado no ha terminado de investigarlos y por lo tanto de proporcionar justicia.

Oaxaca

Al menos once periodistas han sido asesinados en los últimos 10 años en Oaxaca y se han abierto más de 200 carpetas de investigaciones por agresiones a comunicadores, reportó la Asociación de Periodistas de Oaxaca (APO).

De acuerdo con la asociación, en la mayoría de los casos no se ha detenido a ningún agresor por las ejecuciones; el último asesinato fue el de Heber López en el puerto de Salina Cruz, el pasado 10 de febrero.

El periodista y director de un portal de noticias digital fue asesinado al llegar a su oficina por dos individuos que le dispararon en varias ocasiones.

Los dos agresores fueron detenidos por elementos de la policía municipal de Salina Cruz.

Los casos de periodistas asesinados en los últimos 10 años son: el 17 de junio de 2013 fue ultimado el periodista de nota roja de El Imparcial, Alberto López Bello; el año siguiente, el 14 de abril de 2014, fue asesinado a balazos Abel Bautista Raymundo, de Transmitiendo Sentimientos, radiodifusora de Oaxaca.

En tanto, el 11 de agosto de 2014 se tienen el registro de la ejecución de Octavio Rojas de El Buen Tono; en 2015, en Miahuatlán, el locutor de La Favorita 103.3 de FM, Filadelfo Sánchez fue acribillado al salir de su noticiero.

Al iniciar el sexenio del actual gobernador, Alejandro Murat en 2016, el corresponsal de Noticias Voz e Imagen en la Costa, Marcos Hernández Bautista fue asesinado con disparo de arma de fuego, el 21 de enero; en tanto, el 19 de junio, Elidio Ramos, de El Sur, también fue ejecutado a balazos.

De la misma forma, Salvador Olmos García, de Radio Tu´un Ñuu Savi, fue asesinado el 26 de junio del 2017; el 13 de septiembre de ese mismo año, el periodista de la radio comunitaria Radio Tu´un Ñuu, Agustín Pavia Pavia, también fue asesinado a balazos.

El 2 de mayo de 2019 fue asesinado Telésforo Santiago Enríquez de Estéreo El Cafetal, y el 17 de junio de 2021, el reportero del medio digital Oaxaca Istmo, Gustavo Sánchez fue asesinado en Morro Mazatán, Santo Domingo Tehuantepec.

Chihuahua

A pocos días de cumplirse el primer lustro del homicidio de la periodista Miroslava Breach Velducea, ocurrido en la ciudad de Chihuahua, solo dos personas han recibido sentencia condenatoria y permanece detenida la ejecución de órdenes de aprehensión contra otros involucrados.

Se trata de Juan Carlos Moreno Ochoa, alias “el Larry”, quien enfrenta una condena de 51 años de prisión, dictada por el segundo tribunal unitario del décimo séptimo circuito federal en octubre del año pasado, quien fue señalado como uno de los autores intelectuales del crimen.

Además, el exalcalde panista de Chínipas, Hugo Amed Schultz, cumple con una sentencia de 8 años en la cárcel, tras ser encontrado culpable de auxiliar a los autores materiales e intelectuales en el crimen.

Víctor Martínez, abogado de la asociación Propuesta Cívica, quien asesora legalmente a la familia de quien fuera corresponsal del diario La Jornada, dijo que aún no se tiene acceso a la justicia de manera total, debido a que falta presentar ante un juez a más personas vinculadas con el asesinato.

Recordó que después de la sentencia en contra de Schultz, uno de los políticos inmiscuidos en el caso, la Fiscalía General de la República (FGR) no ha podido continuar las investigaciones y tampoco ha logrado el arresto de Wilberth Jaciel Vega Villa, quien de acuerdo con la indagatoria, fungió como chofer del sicario que dio muerte a Breach Velducea.

“Yo creo que falta capacidad para lograr la detención (de Vega Villa)”, dijo el abogado Martínez, al precisar que la FGR ha tenido recorte de personal en los últimos meses, lo que le imposibilita ejecutar órdenes de aprehensión y continuar con las investigaciones de varios casos.

La instancia tampoco ha podido ejercer acción penal por este caso, en contra de Crispín Salazar, líder del grupo delictivo Gente Nueva de los Salazar (ligado al Cartel de Sinaloa), quien habría ordenado el homicidio de la reportera.

Con información de Ana Osorio, Arturo Estrada, Oscar García, Samuel García y Erik Matías.