Nacional

Emilio Lozoya seguirá en prisión preventiva justificada por caso Odebrecht

Lozoya está preso en el Reclusorio Norte desde el 3 de noviembre del 2021.

El juez de control José Antonio Zúñiga Mendoza ratificó la prisión preventiva justificada por riesgo de fuga a Emilio Lozoya, ex director de Pemex.

En audiencia celebrada de manera virtual, el juez Zúñiga analizó nuevamente las actuaciones para determinar qué medida cautelar se debe imponer a Lozoya, tras ser vinculado a proceso penal por el caso Odebrecht.

Al respecto, el juzgador estimó que no han variado de manera objetiva las condiciones que había el 3 de noviembre pasado y que sirvieron de base para imponer a Lozoya la prisión preventiva justificada.

Es decir, ratificó que Lozoya cuenta con recursos económicos y una cuenta con 2 millones de euros; así como una red familiar y de contactos que podrían servir de apoyo para evadir la acción de la justicia mediante la fuga.

Como lo dijo en la sesión del 3 de noviembre, el juez reiteró que la única manera de garantizar la presencia de Lozoya en el proceso es tenerlo preso de manera preventiva.

El juzgador le recordó a Lozoya que no ha podido materializar el criterio de oportunidad que busca con la Fiscalía General de la República (FGR), además, rememoró la forma en que fue detenido en España, con orden de captura y ficha roja de promedio.

Dijo que lo sucedido con posterioridad a su detención fue una mera estrategia de defensa, incluido el hecho de acceder a su traslado a México. Agregó que ello no borra su clara intención de huir de la justicia.


Por lo anterior , el Juez determinó que el ex colaborador de Enrique Peña Nieto debe continuar interno en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México desde donde seguirá los procesos que se tienen abiertos en su contra.

La decisión del Juez Zúñiga Mendoza  se tomó en acato a una resolución que el martes pasado tomó la magistrada Gabriela Guadalupe Rodríguez Escobar, titular del Primer Tribunal Unitario del Primer Circuito.

Dicha juzgadora ordenó reponer la audiencia de vinculación a proceso, con el único y exclusivo fin de que el juez analizará nuevamente el caso y resolviera las medidas cautelares a imponer a Emilio Lozoya.

La magistrada dijo que el juez debía fundar y motivar exhaustivamente su nueva decisión, lo cual no hizo en la primera resolución que tomó el 3 de noviembre pasado.

Al acatar la determinación de la magistrada Rodríguez Escobar, el Juez Zúñiga Mendoza citó a una nueva audiencia, la cual se programó para las 13:30 horas de este miércoles. No obstante, el inicio de la sesión se retrasó una hora.

Y es que, a partir del alto nivel de contagios por Covid-19 que hay en la capital, y por casos positivos registrados en el propio Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte -que a decir del juez es del 30 por ciento del personal-, se decidió hacer la sesión por videoconferencia.

Todas las partes estuvieron conectadas en línea. Solo uno de los dos abogados de Lozoya asistió a la sala de oralidad, desde donde siguió el curso de la sesión. Nadie intervino, ni el juez. ya que la sesión era para que este fundamentara su decisión, pero sin debate de las partes.

Una vez iniciada la intervención del juez, exhortó a la defensa a abstenerse de continuar presentando escritos solicitando la inmediata libertad del ex director de Pemex.

Y es que dijo que esa cuestión se encuentra decidida legalmente y ligada a la resolución del Tribunal Unitario de Circuito que ordenó reponer la audiencia para la imposición de las medidas cautelares.

Al entrar al análisis del caso, el juez declaró fundados algunos de los argumentos de la defensa, pero infundados otros. Dijo que los argumentos de la defensa no son suficientes para revertir la decisión originalmente tomada.

Por ello, el juez Zúñiga Mendoza determinó ratificar la prisión preventiva justificada por riesgo de fuga. La sesión, que duró apenas 45 minutos, terminó en punto de las 15:15 horas.