Nacional

Kavak, unicornio mexicano, traspasa fronteras y va por países fuera de América Latina

La fintech, valuada en 4 mil millones de dólares, busca convertirse en una empresa que resuelva todas las necesidades que tengan que ver con un automóvil.

Kavak, empresa catalogada como unicornio y enfocada en la compra y venta de vehículos usados a través de una app, tiene la mira puesta en países fuera de América Latina, en particular emergentes para expandir su operación, comentó Moisés Flores, director general de finanzas de la plataforma durante la 15 convención de ASOFOM.

La empresa que estiman está valuada en 4 mil millones de dólares ha levantado cinco series de inversión en los últimos dos años y tiene un fuerte compromiso de volver rentable una operación que ya llega a tres países.

El directivo mencionó que la gente experimenta las mismas problemáticas a la hora de comprar o vender un vehículo y su modelo es una alternativa diferente a lo que hay en el mercado. “Hay gustos para todos y cada quien encontrará lo que le conviene, en nuestro caso ofrecemos la oportunidad a las personas de comprar un vehículo con garantías, mecánicas, eléctricas, legales y además que se puede pagar a plazos”.


Ademas de estas similitudes, los países que evalúan comparten la característica de tener bajos niveles de financiamiento para la venta de carros usados, agregó.

“Todos pasan por un dolor similar y lo que ofrecemos es un ecosistema para atender al vehículo, eso implica el financiamiento, servicios, mantenimientos, garantías, estamos pensando en hacer garantías ilimitadas y posiblemente de lo más interesante es la super aplicación”, dijo.

En cinco años la fintech se ha expandido a Brasil y Argentina, y en la región siguen los planes de expansión.

“En México, menos del cinco por ciento de los vehículos seminuevos son financiados, en Brasil es 30 por ciento y aún así hay un gran diferencial con respecto al financiamiento de los vehículos nuevos, que es cerca de 70 por ciento, eso es lo mismo en los países”, precisó.


En este sentido, dijo que la plataforma busca convertirse en una empresa que resuelva todas las necesidades que tengan que ver con un automóvil, y crear una super aplicación, es decir, que por este medio se pueda hacer cualquier tipo de servicio.

“Si quieren verificar, pulsar un botón y mandar a alguien para que haga el servicio, cambiar el vehículo se puede hacer y lo queremos hacer de una forma muy sencilla. En lo virtual, buscamos desarrollar toda la tecnología y habilitaremos pequeñas aplicaciones extras a la super aplicación, tenemos que terminar de construir nuestra base tecnológica y unificar todas las plataformas”, explicó.

Sobre la infraestructura física, Flores mencionó que se tiene un plan muy agresivo en México, y planean agregar 20 centros de servicio más a los 18 existentes en los próximos 12 meses. En Brasil se tiene pensado llegar a 18 es los próximos 18 meses, y en Argentina serán entre cinco y siete centros los que estén disponible cuando acabe el año.

El intermediario también planea cubrir las entradas del país con centros de servicio en Querétaro, otro en Puebla y otros dos en la Ciudad de México.

En el plano financiero, donde el reto es volver la operación rentable, el directivo mencionó que están bien capitalizados, por lo que no requieren de un fondeo adicional en el corto plazo ni una nueva ronda de inversión.

“Por la etapa en la que estamos aún no tenemos rentabilidad a nivel global, pero vamos en un buen camino y lo que hablamos con los inversionistas es construir la infraestructura y todo lo que se requiere para llevar este modelo de donde está a otros niveles y mercados en muy poco tiempo”, aclaró.

“Las rondas de financiamiento dependen del momento del mercado y las necesidades, por ahora, siempre ha habido más apetito que necesidad, hemos sido capaces de levantar rondas por nuestro modelo de negocio, los resultados y el desempeño y siempre levantamos bastante antes de tener la necesidad de dinero”, apuntó.