Mundo

Vacuna obligatoria en vuelos locales en EU, pide el principal experto en infecciones

Hay ‘hospitales que van a desbordarse’, alerta Biden, pero sostiene que la variante ‘no debe ser una fuente de pánico’.

WASHINGTON, D. C.- Al acercarse las celebraciones de Año Nuevo, la variante ómicron ensombrece cada vez más el ambiente. En Estados Unidos, el doctor Anthony Fauci, el principal experto en temas infecciosos de país, llamó ayer a considerar “seriamente” un mandato de vacunación para viajes nacionales. Durante una entrevista con MSNBC, Fauci dijo que “cuando impones un requisito de vacunación, es un incentivo adicional para que más personas se vacunen”.

En otra entrevista, con ABC, advirtió que debido a ómicron, “esto empeorará antes de mejorar”.

Por su parte, el presidente Joe Biden prometió ayer el apoyo completo del gobierno federal a los estados que enfrentan aumentos de casos de COVID-19 debido a ómicron, incluyendo más pruebas.


“Si necesitan algo, digan algo, y los vamos a respaldar en la forma en que podamos”, dijo el mandatario en una reunión ordinaria entre su equipo de respuesta al coronavirus y 25 mandatarios de la Asociación Nacional de Gobernadores.

Biden mencionó el plan de su gobierno para hacer disponibles 500 millones de pruebas rápidas a partir del próximo mes a través de un sitio web que todavía debe desarrollarse.

Ómicron es una fuente de preocupación, pero no debe ser una fuente de pánico; ha habido tantas vacunaciones y refuerzos, no estamos viendo las hospitalizaciones aumentar tanto como lo hicieron anteriormente”, indicó.

Y aseguró: “Estadounidenses, Estados Unidos ha progresado. Las cosas están mejor”.

No obstante, agregó que “mientras aumentan los casos, aún tenemos decenas de millones de personas sin vacunar y hay hospitales en algunos lugares que van a desbordarse tanto en términos de equipamiento como de personal”.

En Europa, el gobierno francés y el primer ministro británico Boris Johnson evaluaban los últimos datos y la necesidad de reducir los números récord de infecciones de COVID-19 con medidas adicionales para que las personas se mantengan distanciadas.

En Bélgica, las compras se limitaron a máximo dos adultos, posiblemente acompañados por niños, y los cines y salas de conciertos cerraron, decisiones duramente criticadas. Incluso las celebraciones masivas, como los fuegos artificiales de Año Nuevo, se cancelaron. Los centros nocturnos ya cerraron, y los restaurantes y bares deben cerrar a las 11 de la noche.

En Reino Unido se imponen cada vez más medidas similares. Escocia cerró sus centros nocturnos el lunes después de que Irlanda del Norte y Gales lo hicieran el domingo.

En Medio Oriente, un hospital israelí administró ayer la cuarta dosis de la vacuna anti-COVID a un grupo de prueba, mientras el país considera autorizar la medida para poblaciones vulnerables en un intento por superar un aumento en las infecciones impulsadas por ómicron.

El estudio del Centro Médico Sheba en Ramat Gan, en las afueras de Tel Aviv, “se centrará en la eficacia de la vacuna en la producción de anticuerpos y la seguridad, para determinar si se necesita una cuarta vacuna en general”, explicó un portavoz. Los 150 sujetos son todos parte del personal médico.