Food and Drink

¿Hay un dueño de la palabra ‘taquería’? Esto dice un abogado

Taquería UK vs. Sonora Taquería: En Reino Unido hay una guerra por la palabra que invoca tacos, un experto en el tema nos dice si es posible registrar ‘taquería’ como marca.

Hay una guerra de tacos en el país del ‘fish and chips’ y la hora del té. Todo comenzó hace unos días, cuando el negocio Sonora Taquería, ubicado en Londres, de la mexicana Michelle Salazar, recibió una carta de un restaurante británico (Taquería UK) donde le solicitan desistir de usar en su nombre e identidad la palabra ‘taquería’, ya que lo consideran una “infracción de marca”.

¿Pero cómo? ¿Hay un dueño de la palabra ‘taquería’? En entrevista, Víctor Eduardo Hernández Juárez, licenciado y maestro en Derecho, nos explica si esto es posible y si hay una apropiación cultural en este tema.

La empresa británica en cuestión es Worldwide Taquería, nombre comercial de Taquería UK, de Trent Alexander Ward y Daniele Benatoff, tiene un par de establecimientos en Londres: uno en Notting Hill y otro en Clerkenwell.

Desde 2004 usan el nombre ‘Taquería’, a secas, se describen como un “restaurante taquería mexicana en Londres”, con tacos, quesadillas y tequila, sus precios por cada uno van de 180 a 248 pesos.

En tanto, Sonora Taquería se volvió popular en Notting Hill por sus tortillas de harina y su carne asada al estilo norteño, hasta hace poco era un puesto, aunque actualmente anunciaron que se mudarán a una nueva locación para crecer.

Este asunto enchiló a las comunidades mexicanas alrededor del mundo, incluso se lanzó una petición en Change.org.

¿Se puede registrar ‘taquería’ como marca?

En México la palabra ‘taquería’ circula con y sin permisos al lado de suadero, pastor, birria, tripas, cabeza... De acuerdo Marcanet, del Instituto Mexicano de Propiedad Industrial (IMPI), hay 213 registros con el término acompañado de todo tipo de ‘apellidos’ al lado: ‘La Favorita’, ‘Tacorriendo’, ‘Los Güeros’ y mucho más, sin embargo, ninguno reclama a los otros.

“La palabra por sí sola no la podrían registrar”, dice Víctor Eduardo Hernández, pues lo que se registra como marca es un signo distintivo, no una palabra descriptiva que indica lo que se vende. Lo distintivo, por ejemplo, sería ‘Taquería UK’ completo, con su determinado tipo de letra, logo, colores, la lo visual.

No todo puede registrarse como marca, de hecho los acuerdos de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) tienen un catálogo de lo que no procede, como personajes históricos, nombres de países y cuestiones culturales.

Así, al hacer un trámite de marca, no hay una exclusividad de la palabra, solo de un signo comercial que incluye cuestiones como tipografía, logotipo, imagen y demás.

El especialista en temas de políticas culturales y derechos de autor de artistas y cocineros detalla hay una cuestión a nivel internacional: hay sistemas de propiedad intelectual con desconocimiento sobre materia de cultura, “los registros se hacen con las búsquedas que se realizan con sus propios expedientes, no de procesos y contextos”.

En este modo, cuando la persona que dictamina asignar la marca solo escucha una palabra sin contexto, en un idioma que no es el suyo y no encuentra ese término o clase comercial, no ve ningún inconveniente.

De hecho, Sam Napier, esposo y socio de Michelle Salazar, comentó a London Eater que Taquería UK hizo su registro en 2004, “me imagino que había muy pocos lugares en el Reino Unido que usaban la palabra ‘taquería’. Pero ahora hay muchos de ellos”.

¿Qué es lo que pide Taquería UK a Sonora Taquería?

Ismael Muñoz, director de operaciones de Taquería UK, dijo al medio local London Eater que en Reino Unido las disposiciones de la Ley de Marcas les conceden un derecho exclusivo a la marca: “El uso de TAQUERIA por parte de Sonora Taqueria Ltd sin el consentimiento de Worldwide Taqueria Ltd constituye una infracción de la marca”.

De acuerdo con la carta entregada a la empresa de Salazar, solicitan retirar ‘taquería’ de su logo y publicidad porque, según la ley, “el signo es similar a la marca y se utiliza para productos o servicios idénticos o similares a aquellos para los que está registrada la marca, existe un riesgo de confusión por parte del público”.

No es la primera vez que emprenden acciones legales contra restaurantes, pues según London Eater, Taquería UK se ha opuesto al registro de otras marcas como Taco Ria, TACO RIA y TACO-RIA.

Según Víctor Eduardo Hernández, si lo que reclaman es el uso de la palabra ‘taquería’ están tergiversando su derecho de marca.

“Esta estrategia comercial es una práctica desleal que se utiliza mucho en propiedad intelectual, en todos los países: una empresa reconocida demanda a una marca que va creciendo con la finalidad a veces de solicitar una licencia de uso para que te dé permiso de que sigas trabajando con ese nombre, debes dar una cantidad de dinero para darte ese permiso de uso, sino se van a los juzgados porque alego que usas exactamente mi derecho de marca”.

Al analizar todo esto en un juicio, se tomará en cuenta, por ejemplo, los colores, el tipo de letra y demás cuestiones de una y otra marca para saber si en verdad se infringe algo.

Aunque se puede resolver en un juicio de propiedad intelectual, el problema es que implica un gasto económico y ver quién puede sostenerlo, por ello, muchos prefieren llegar a un convenio y pedir una licencia de uso para seguir trabajando todos.

¿Hay apropiación cultural por parte de Taquería UK?

Ante la polémica, más de un comentario en redes acusó a la empresa británica de apropiación cultural; sin embargo, el especialista en derecho comenta que el reclamo de Taquería UK parece ir más por la cuestión de la marca, que por la apropiación cultural de los tacos.

“Nadie está diciendo que los tacos son de Reino Unido y que los inventaron, alegan sobre la palabra y el uso de la marca, no sobre el producto, no sobre el taco como expresión cultural, no lo manejan en su discurso, se van por la parte económica”.

De acuerdo con Víctor Eduardo Hernández, la apropiación cultural sucede cuando tomas elementos que no te corresponden de una cultura y te los apropias, con o sin consentimiento de la comunidad, es algo que sucede naturalmente porque las culturas cambian, tan es así que se hacen hamburguesas o pizza ‘a la mexicana’ y en otros países hay sus propias versiones de tacos.

No obstante, la apropiación es indebida cuando no se da el reconocimiento a los orígenes o se toma sin contexto y respeto a las identidades para obtener un beneficio comercial.

“No considero que sea una cuestión de apropiación cultural indebida, sino una estrategia jurídica para buscar beneficio económico, una estrategia desleal, aunque se entiende el sentir como mexicanos... ¿Desde nosotros qué podemos hacer? Entre más se conozca la información más difícil es para las empresas generar este tipo de prácticas”, concluye.

También lee: