Estados

Colapso de puente colgante en Cuernavaca: Despiden a 3 funcionarios del ayuntamiento

Un funcionario más, el secretario de Desarrollo Sustentable y Servicios Públicos de Cuernavaca, Pablo Aguilar Ochoa, anunció que se separa del cargo de manera temporal por decisión propia.

El Gobierno de Cuernavaca anunció este viernes el despido de tres funcionarios que actuaron de forma omisa tras el colapso del puente colgante del Paseo Ribereño de la Barranca de Amanalco, y que dejó al menos 25 personas lesionadas, entre ellas el alcalde José Luis Urióstegui Salgado y su esposa Luz María Zagal, presidenta del Sistema DIF municipal.

“Para el Ayuntamiento de Cuernavaca es importante comunicar lo que está ocurriendo. A partir de lo sucesos del pasado 7 de junio (se hizo) una evaluación técnica, jurídica y darle seguimiento a todo esto. Les podemos compartir que a la revisión documental previa a los sucesos, efectivamente existe un comunicado de la coordinadora de Protección Civil, Paola Hernández Vargas, dirigido al secretario Pablo Aguilar Ochoa, titular de Desarrollo Sustentable y Servicios Públicos, señalando que no se podía abrir el Paseo Ribereño hasta que se atendieran las recomendaciones”, explicó el edil.

El anuncio se da luego de la difusión de un oficio en el que Protección Civil Municipal de Cuernavaca, que recomienda no hacer uso del puente colgante por fallas estructurales y riesgo para la población.

Sin embargo, el director de Infraestructura, Raymundo Nova Castro ordenó trabajos de reparación entre el 14 y el 18 de marzo, que consistían en la revisión de los tensores y comunicó que ya se había atendido.

Posteriormente, la jefa de Barrancas y Áreas Naturales Protegidas, Denya Brito González, informó que se había puesto Primer (material anticorrosivo) en las cadenas y pintura antiderrapante, entre marzo y abril, con la cual los trabajos se dieron por terminados.

“Una vez que se hizo este trabajo, Pablo Aguilar consultó si ya era posible llevar a cabo la apertura para inaugurar y se fijó como fecha el siete de junio, se invitó a quienes estábamos en ese lugar y ocurrió el incidente (…). Esta administración ha estimado que debe haber la separación de servidores públicos por cuestiones que pudieran considerarse generadores de responsabilidad y que en su caso habrá de determinar tanto la Contraloría como la Fiscalía Anticorrupción una vez que agoten las responsabilidades”, detalló el presidente municipal José Luis Urióstegui.

En este marco, el secretario de Desarrollo Sustentable y Servicios Públicos, Pablo Aguilar Ochoa anunció que se separa del cargo de manera temporal por decisión propia para no entorpecer las investigaciones; a él se le había girado el oficio de advertencia.

Pero aseguró que si atendió las recomendaciones y se hicieron algunas reparaciones, pues incluso su área solicitó el dictamen de revisión del Paseo Ribereño.

“El dictamen de Protección Civil que se emitió en marzo, fue a petición de parte, es decir, nosotros lo solicitamos porque ya teníamos el proyecto de abrir el parque (…). Quiero aclarar que tanto Denya Brito, Raymundo Nova, ambas personas pertenecen a mi área y a manera de llevar con transparencia las reparaciones, he determinado separarme temporalmente del cargo”, manifestó el servidor.

Los despidos por el colapso del puente en Cuernavaca

El alcalde José Luis Urióstegui anunció que se destituyó a la titular de Protección Civil Municipal, Paola Hernández, por no realizar un dictamen posterior a las reparaciones hechas por la Secretaría de Obras, a cargo de Raymundo Nova, quien también fue despedido.

También fue separada del cargo Denya Brito, jefa del departamento de Barrancas.

Por último, el edil de Cuernavaca agregó que esperaran también los resultados de las pesquisas de la Fiscalía Anticorrupción en torno a las reparaciones hechas por su antecesor, Francisco Villalobos Adán en 2021; con Fondos del Fideicomiso para la Competitividad e Impulso al Trabajo (FIDECOMP), que no incluyó la rehabilitación del puente.

También lee: