Estados

Mario Escobar, padre de Debanhi: Hay diferencias entre necropcia oficial e independiente

Escobar mencionó a medios de comunicación que la muerte de Debanhi sí podría obedecer a un feminicidio y no a un accidente.

MONTERREY.— Tras obtener los resultados de la necropsia privada sobre la muerte de Debanhi Escobar, su padre Mario Escobar informó que este segundo estudio presenta diferencias con el realizado por la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León.

Aunque no dio detalles de la discrepancia de ambas autopsias, Escobar mencionó a medios de comunicación que la muerte de Debanhi sí podría obedecer a un feminicidio y no a un accidente como lo presumió la autoridad estatal, pero que será la instancia correspondiente quien informe los resultados de la segunda necropsia.

El padre de la joven de 18 años dijo una que una parte importante de la investigación es que un tenis de Debanhi cayó en otro punto de la cisterna, lo que lo hace presumir que su hija fue asesinada.

Por último, dijo, que analizará con sus abogados el hacer públicos los resultados de la segunda autopsia.

Feminicidios en Abasolo y Cadereyta

La violencia en Nuevo León comenzó a tomar fuerza en los municipios conurbados, con el hallazgo de los cuerpos de dos mujeres asesinadas a balazos en Abasolo y Cadereyta Jiménez.

En el primer hecho, el cadáver fue encontrado dentro de un restaurante abandonado en el municipio de Abasolo, localizado a unos 40 kilómetros del área metropolitana de Monterrey.

Los primeros informes arrojaron que la víctima presentaba una herida por arma de fuego en la cabeza y fue identificada por la Agencia Estatal de Investigaciones como Mabel Xiomara de 27 años de edad. Hasta el momento se desconoce si la joven era habitante de dicho municipio o de otra ciudad de la entidad.


El hallazgo fue reportado por los policías municipales a las 06:00 horas, a la altura del kilómetro 23 de la carretera Monterrey- Monclova, donde se localizaron cartuchos calibre 9 milímetros.

En un segundo hecho, una mujer fue asesinada de tres balazos y su cuerpo fue abandonado en una brecha del municipio de Cadereyta Jiménez, localizado dentro del área metropolitana.

Por protocolo estatal, los asesinatos de mujeres se investigan como feminicidios en primera línea, aunque continúan las investigaciones en ambos sucesos.

La occisa no ha sido identificada por las autoridades y solo se informó que oscilaba entre los 30 y 35 años. Su cuerpo presentaba un impacto de bala en la cabeza, tórax y una herida en la espalda.

Los hechos fueron reportados a las 9:00 horas en la Colonia Burócratas Federales, a donde arribaron elementos de Protección Civil.