Espectáculos

Así fueron los últimos momentos de Ignacio López Tarso: ‘Estaba dormido... se fue apagando’

Juan Ignacio Aranda, hijo de López Tarso, comentó que el actor será cremado para ser llevado al lado de su madre: ‘se concluye aquí una vida espléndida, creativa, productiva, fue sensacional’.

Este 11 de marzo ‘se apagó la vela’ del actor de Macario: Ignacio López Tarso murió a los 98 años de edad, su cuerpo fue llevado a una funeraria al sur de la Ciudad de México, antes del homenaje póstumo en el Palacio de Bellas Artes.

Ha muerto el mejor actor de Hispanoamérica, fue un ser espléndido, maravilloso, un gran actor, maravilloso padre, lo despedimos con mucho amor”, comentó su hijo Juan Ignacio Aranda al llegar a la funeraria este domingo.

En un breve encuentro con medios de comunicación, Aranda detalló que después del homenaje en Bellas Artes planean incinerar a su padre y llevarlo al lado de su madre, Clara Aranda, quien falleció en el 2000:

“Hubiera sido lindo llevarlo también al teatro Jorge Negrete; el productor Daniel Gómez Casanova quiere llevarlo al teatro San Jerónimo, es ahí donde hizo las últimas obras... después a cremarlo”.

Los últimos días de Ignacio López Tarso

El pasado viernes 3 de marzo por la noche, el primer actor Ignacio López Tarso fue hospitalizado en la Ciudad de México, estaba siendo tratado por una oclusión intestinal y neumonía.

Aunque al principio se reportó estable, con el paso de los días su hijo comentó que la situación se complicaba, horas antes de su fallecimiento su hijo Juan Ignacio Aranda informó:


“Don Ignacio López Tarso, mi padre, está dando la batalla contra una neumonía grave. Su estado de salud es delicado. Sigue en terapia intermedia... Tiene insuficiencia renal, cardiaca, pulmonar... Está semi inconsciente. No puede comer, no puede hablar”.

Su hijo describió este domingo cómo fueron sus últimos días en el hospital: al morir estuvo en compañía de su nieto Antonio Sánchez, músico nominado al Óscar por la banda sonora de Birdman, la película de Alejandro González Iñárritu.

“Murió muy tranquilo, le tocó a Toño, mi sobrino el baterista, estuvo mi hija Jimena (Aranda), luego entró Iván y Susana, pero Toño lo tenía tomado de la mano y le puso música todo el tiempo, estaba dormido”, relató Juan Ignacio Aranda, “quedó mucho trabajo pendiente de mi padre, muchos homenajes pendientes... lamentablemente se concluye aquí una vida espléndida, creativa, productiva, fue sensacional López Tarso”.

Asimismo, la nieta del primer actor, Mariana Serrano, agregó a las afueras de la funeraria: “Aunque ya lo esperábamos siempre es muy doloroso... la última semana fue complicado... se fue muy tranquilo sin dolor, se fue apagando nada más”.

En un comunicado publicado en Facebook, la familia López informó: “Murió en paz y contento. Rodeado de su familia, y del cariño de todos ustedes”.

También lee: