Entretenimiento

¿Te la pasas viendo Netflix? Aprovéchalo, estas series te servirán para aprender inglés

La teoría de la ‘inmersión’ señala que si nos encontramos en un contexto donde todo o la mayor parte de lo hablado está en una segunda lengua, la aprenderemos de forma natural.

Las series que actualmente podemos disfrutar gracias a las plataformas on demand, nos ayudan a conocer otras perspectivas, descubrir sitios y vivir experiencias maravillosas (incluso en mundos ficticios). Pero también nos pueden aportar un valor muy curioso si las vemos con subtítulos: aprender o perfeccionar nuestros saberes del inglés.

Esto, gracias a la teoría de la “inmersión”, la cual señala que si nos encontramos en un contexto donde todo o la mayor parte de lo hablado está en una segunda lengua, la aprenderemos de forma natural, similar a como hacen los niños en sus primeros años.

Un claro ejemplo son los hispanohablantes, asiáticos, africanos, etcétera que llegan a Estados Unidos y en poco tiempo se vuelven bilingües; no con el nivel que solo un curso puede brindar pero sí lo suficiente como para socializar, sobrevivir y realizar tareas básicas.

Si sabes algo de inglés y quieres ampliar tu vocabulario, conocer más sobre las jergas empleadas en distintos países, ciertas expresiones y hasta diversos acentos del “idioma universal”, ponte como propósito para este nuevo año ver las siguientes series de Netflix que los expertos de la escuela EF English Live recomiendan.

Es importante que actives los subtítulos y el audio esté en inglés, lo que aparte hará que disfrutes dichas producciones tal cual fueron concebidas.

El mundo oculto de Sabrina

Basada en uno de los personajes del famoso del cómic Archie de los 60, y que ya tuvo una exitosa serie en los 90 protagonizada por Melissa Joan Hart, nos ofrece una renovada versión de las aventuras juveniles de Sabrina, que es 50 por ciento mortal y 50 por ciento bruja. Esta producción es ideal para aprender mucha jerga adolescente estadounidense, y ha sido reconocida por su narrativa, actuación, imágenes y dirección.

Ozark

Si lo tuyo son los dramas criminales o los entramados de complicidades y traiciones cuando hay mucho dinero de por medio, entonces esta es una serie que no te debes perder. Trata sobre un planificador financiero de Chicago que se ve obligado a huir a Ozark (una zona rural del centro de Estados Unidos para vacacionar), después de que un cártel mexicano para el que trabaja descubre que les ha estado robando. Aparte de ser una historia muy bien contada, tiene diálogos fáciles de seguir y entender.


Designated Survivor

Cuenta la historia de Tom Kirkman, secretario de Urbanismo de Estados Unidos al que designan como “sobreviviente designado” para habitar un búnker, más por castigo que por cuestiones profesionales. Tras un atentado con bomba donde fallecen el primer mandatario y los principales dirigentes del país, es nombrado sorpresivamente como presidente y entonces las aventuras comienzan. Además de entretener y ayudarnos a entender cómo funciona el poder estadounidense, esta serie es muy buena para aprender vocabulario político y algunas formalidades en expresiones.

Master of None

Aziz Ansari es un actor amateur de Nueva York que no tiene claro lo que quiere de la vida, por lo que avanza en una dinámica de ensayo y error llena de dudas. A través de situaciones muy graciosas que va viviendo, relacionadas sobre todo con la comida, el protagonista y sus amigos nos ayudan a comprender mejor el moderno lenguaje estadounidense. Tras ver esta serie, seguramente añadirás palabras como “yass” y “broa tu lenguaje cotidiano, si es que aún no lo haces. Es una producción muy fresca y demasiado juvenil.

Estas son solo algunas sugerencias que podemos encontrar en el vasto catálogo de la plataforma de películas y series en línea más famosa del mundo, donde hay miles de producciones en inglés que se pueden ajustar a nuestro nivel actual de dominio del idioma.

Una ventaja de este tipo de plataformas es que sirven como ventana a un vocabulario mucho más rico que el que podemos encontrar en lecturas simples, y facilitan la comprensión de aspectos culturales tanto norteamericanos como europeos que pueden ser útiles al momento de viajar a otros países o hacer amistades en redes sociales.

Mirar series o películas para aprender inglés nunca sustituirá a un curso detalladamente estructurado por profesionales, pero sí sirve como refuerzo y fuente extra de nuevos conocimientos sobre la lengua.