Empresas

¿Cuánto le falta al AIFA para cumplir con requisitos de aerolíneas cargueras?

La industria aeronáutica hizo un pedido de 107 requerimientos para llevar sus operaciones a la terminal aérea que está próxima a cumplir su primer aniversario.

El Gobierno publicó, antes de lo esperado, el decreto por el que se suspenden las operaciones cargueras en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), y aunque el mandato de López Obrador no contempla que los vuelos migren de forma directa al aeropuerto en Santa Lucía, este puerto se perfila como el que mayor número de operaciones atraerá por su cercanía e infraestructura

El Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) también ha sido el único que ha trabajado con la industria para llevar a cabo el cambio de centro de operaciones.

En ese sentido, el AIFA tiene un avance, al 17 de enero, de 63 por ciento en el cumplimiento de los requisitos que la industria le solicitó, a lo largo más de 40 sesiones de trabajo.

De acuerdo con información obtenida por El Financiero, desde julio de 2022 se ha realizado la coordinación para comenzar operaciones en la terminal de carga del AIFA con los diferentes participantes de la industria aérea, de las cuales se desprendieron más de 40 sesiones informativas y un total de 107 requerimientos que la industria hizo para considerar al puerto aéreo como una opción para operar vuelos cargueros.

Según el documento consultado por este diario, hay diversas actividades que condicionan el inicio de operaciones cargueras en el AIFA, y han sido dividas por el Gobierno de acuerdo con los diferentes responsables de la implementación de esas medidas.

¿Qué es lo que piden las cargueras para mudarse al AIFA?

Del total de requerimientos, 18 tienen que ver con trámites y certificaciones, que es el rubro con menos avance, apenas un tercio de requisitos cubiertos, y con el mayor lapso necesario para su cumplimiento.


En ese sentido, detalla el documento, algunos de los requisitos que más tardarán en cumplimentarse son aquellos que son responsabilidad de los recintos fiscales, que deben obtener de reconocimientos nacionales como el de carga segura; reconocimientos internacionales de carga segura para Estados Unidos y Europa; así como la celebración de contratos con las aerolíneas, en donde estas tendrán que hacer auditorías para confirmar la compatibilidad de espacios necesarios para el manejo integral de la carga.

Estos elementos podrían ser concluidos, de acuerdo con la bitácora estimada por el Gobierno, hacia principios de junio, un mes antes de que venza el periodo máximo que la Federación ha establecido para que todas las aerolíneas cargueras suspendan sus vuelos en el AICM.

Otro de los requerimientos que más tardará en cumplir compete a las líneas aéreas, quienes tendrán que desarrollar procedimientos de transbordos en coordinación con el AIFA, pues mucha de la carga que llega de forma internacional en las “panzas” de los aviones se traslada a otros destinos, también de forma aérea, por lo que es necesario el trasvase de la mercancía.

El trámite de nuevas rutas también está contemplado finalizarse hacia principios de junio.

Un elemento más que está pendiente dentro de los requerimientos hechos por la industria al AIFA es la posibilidad de implementar “la adscripción temporal de una quinta aduana para facilitar la transferencia de los agentes aduanales al AIFA”, una tarea asignada a la Agencia Nacional de Aduanas de México (ANAM) y que podría estar definida hacia finales de abril.

¿Qué infraestructura le falta al AIFA para vuelos de carga?

En términos de infraestructura, uno de los retos más importantes para que las líneas aéreas cargueras puedan llegar al AIFA, es “garantizar la operación de un MRO (Maintenance, Repair and Operations) como condición indispensable para migración de líneas aéreas de carga delicada”, lo cual estaría, previsiblemente, hasta mayo de este año.

En ese sentido, después de una visita a las instalaciones, la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA, por sus siglas en inglés) reconoció que la terminal cuenta con la infraestructura necesaria para recibir operaciones de carga... aunque aún faltan algunos detalles.

En un comunicado, la asociación, que representa a 300 aerolíneas en el mundo, detalló que “el equipo que se requiere para manejar la carga de importación y exportación aún está en proceso de instalación y prueba”.

Bajo ese escenario, y ante la publicación del decreto para suspender las operaciones de carga en el AICM, la asociación se dijo en disposición de continuar trabajando con el Gobierno mexicano para lograr una salida ordenada de las operaciones aéreas, esto aminorando los efectos negativos que pudiera ocasionar.

“La industria desea reiterar la importancia de la carga aérea para la economía mexicana y que es necesario el interés mutuo tanto del Gobierno como de la aviación y todos sus sectores conexos, para asegurar que las cadenas de suministro permanezcan ininterrumpidas durante esta fase de transición”, remarcó la IATA en un documento publicado el viernes.

También lee: