Empresas

La dificultad para obtener chips estará presente hasta el 2023

Los tiempos de espera para sus entregas aumentaron a 26.6 semanas en marzo

La industria de electrónicos y la automotriz, afectada por la falta de semiconductores a raíz de la pandemia, podría continuar con dificultades para encontrar semiconductores hasta el 2023, aseguró Santiago Cardona, director general de Intel México, tras celebrar un acuerdo con la Secretaría de Economía para elevar la capacitación de personal y proveeduría local en esta materia.

“Este problema no tiene una solución en el corto plazo, justamente por la demanda que hay a través de todas las industrias, la demanda por ellos tiene niveles récord así que no estamos esperando una solución en el corto plazo, sino más bien en algún punto del 2023 esperamos que se nivele la oferta con la demanda”, señaló.

Al respecto, Tatiana Clouthier, secretaria de Economía, detalló que actualmente la industria automotriz ‘sigue batallando’ por la falta de semiconductores, y aunque aseguró que el costo de tener una industria líder en México de este tipo de chips es muy alto, ya se están instalando empresas y buscando incentivos para invertir en innovación y capacitación de mano de obra.

“En Durango ya inició una empresa, por otro lado parte de lo que nosotros hemos hecho es buscar alianzas con otros países, con otras empresas, para que vengan a invertir aquí, no es casualidad que a través de la Alianza del Pacífico hayamos puesto a Singapur como estado asociado y que estemos trabajando con Corea para un tratado comercial”, comentó.

Intel y la SE anunciaron un acuerdo para fortalecer la cadena de suministro de semiconductores en México, a través del Programa Global AI for Youth, para fortalecer la competitividad de empresas y talento joven mexicano con capacitaciones en temas de inteligencia artificial e ingeniería en áreas estratégicas y tecnológicas.

La intención, señalaron, es aumentar el contenido nacional de estos dispositivos, necesarios para la producción de autos, aparatos electrónicos, electrodomésticos y otras aplicaciones, necesarias en la vida diaria, integrando inversiones en IA de la cadena de suministro y la preparación del personal.

Por su parte, Jesús Palomino, director general del Centro de Diseño Guadalajara de Intel, agregó que sólo este año, la empresa planea invertir hasta 8 millones de dólares para modernizar el centro tecnológico y contratar hasta 200 nuevos ingenieros como parte de los compromisos de Intel en México.


La firma tecnológica Intel y la Secretaría de Economía firmaron un acuerdo para entrenar, capacitar y desarrollar al talento humano necesario para fortalecer la cadena de suministro de semiconductores, un componente que ha comenzado a escasear desde mediados del 2020, por la emergencia sanitaria del coronavirus.

Los semiconductores, o chips, –utilizados en telefonía móvil, dispositivos electrónicos, línea blanca y automóviles–, alcanzaron un nuevo máximo de entrega en marzo al tocar las 26.6 semanas después de que la estricta política de Cero Covid en China y un terremoto en Japón obstaculizaran aún más el suministro.

Gran parte del aumento masivo en la construcción de nuevas plantas por parte de compañías como Intel no pondrá la producción en línea antes del próximo año.

La escasez mundial de semiconductores comenzó en la primera mitad de 2020 debido al aumento en la demanda de tecnología de consumo y vehículos impulsada por la pandemia.

Afectan confinamientos en China

La producción del primer trimestre de este año de semiconductores de China se redujo 4.2 por ciento por primera vez desde principios de 2019, ya que la demanda de productos electrónicos de consumo disminuyó y los confinamientos provocados por el Covid en regiones como Shanghái interrumpieron la producción.

Los fabricantes de chips informaron una contracción más pronunciada en marzo, según datos de la Oficina Nacional de Estadísticas. Fue el peor desempeño trimestral desde el primer trimestre de 2019, cuando la producción de chips del país se desplomó un 8.7 por ciento.

China ha puesto a Shanghái, un centro clave de fabricación de chips, bajo confinamiento por un mes ya que la Administración del presidente Xi Jinping trata de detener la propagación de infecciones por Covid. Los mayores fabricantes de chips del país, desde Semiconductor Manufacturing International a Hua Hong Semiconductor, han tenido problemas para obtener algunos componentes debido a los controles de tráfico impuestos por las autoridades locales. La producción de chips cayó 5.1 por ciento en marzo.

Varios ejecutivos de empresas chinas de automóviles y hardware manifestaron su preocupación por las interrupciones en la cadena de suministro, ya que más regiones anunciaron medidas de prevención más estrictas tras los informes de casos locales de Covid. Estos incluyen el centro de fabricación de tecnología de Kunshan y Zhengzhou, hogar de la fábrica de iPhone más grande del mundo.