Empresas

Adiós a los autos económicos por desabasto de chips y alza del acero

La problemática para que los consumidores tengan menos facilidad para adquirir un vehículo sin duda alguna ha sido el nivel inflacionario.

El año pasado se anunció que los Chevrolet Beat y Spark dejarían de producirse, lo que puso fin a la existencia de vehículos con precios menores a los 200 mil pesos, debido a que el mercado automotriz se encuentra presionado por mayores costos de producción relacionados con el alza del precio del acero y el desabasto de semiconductores.

En México, los vehículos subcompactos, que son los más pequeños y económicos, tuvieron una participación de mercado de 28 por ciento en las ventas al cierre de 2021, de acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

Aunque en el mercado todavía existen unidades como el Renault Kwid, con un precio de 202 mil pesos, la realidad es que la inflación también golpeó al sector.

“Uno de los factores que ha influido también en la problemática para que los consumidores tengan menos facilidad para adquirir un vehículo sin duda alguna ha sido el nivel inflacionario. En este caso, la inflación que estamos registrando a diciembre es del 7.36 por ciento en el índice general y del 8.67 por ciento en lo que toca al concepto de vehículos”, comentó Guillermo Rosales, presidente de la AMDA.

Gerardo Gómez, director general de J.D. Power refirió que en general es posible que los precios de los autos se estabilicen hasta finales de año, cuando se regularice el desabasto en la producción de vehículos.

“No sabemos qué tan dispuestas están las armadoras a ajustar sus precios hacia abajo después de un año en el que a los distribuidores no les va a ir muy bien (...) o lo que nos podría pasar es que los años siguientes se contuvieran los precios”, dijo.

Recientemente, la autopartera Nemak reportó que sus ingresos crecieron 20.5 por ciento al cierre del cuarto trimestre del 2021, favorecidos por el alza en el costo del aluminio.

Con ello los productores enfrentan “una tormenta perfecta” con alza en precios, desabasto de materias primas, la regularización de los llamados ‘autos chocolates’ y el interés de los consumidores por adquirir unidades seminuevas.

A pesar de eso, en el país todavía se pueden encontrar modelos de precios accesibles como Hyundai Grand i10, el FIAT Mobi, el Dodge Attitude y la Nissan March, todos ellos vehículos subcompactos.

Renault Kwid, el más económico

El modelo más accesible tanto de la francesa Renault, como del mercado mexicano cuesta alrededor de 202 mil pesos y el año pasado logró colocar 11 mil 368 unidades, lo que significó una participación de mercado de 4 por ciento en las ventas del 2021, de acuerdo con el INEGI.

Este año la marca anunció que para el 2024 tendrá listo el Kwid eléctrico, junto con cuatro modelos más de la empresa. Cabe destacar que este modelo es importado a México desde Brasil.

Hyundai Grand i10, con 2 variantes

Con 68 distribuidoras en todo el país, Hyundai vendió 5 mil 936 unidades Grand i10 de su variante hatchback en el 2021, mientras que el sedán colocó 9 mil 427 ejemplares. En conjunto, ambas variantes representaron un 5.4 por ciento de participación de mercado en la venta de subcompactos durante el año pasado. Sus precios iniciales son de alrededor de 210 mil 800 pesos para la variante hatchback y de 226 mil 700 pesos para el sedán.

Los precios del Hyundai Grand i10 Hatchback se elevan hasta los 289 mil 700, mientras que los de la variante Sedán llegan hasta los 292 mil 700 pesos. Ambos ofrecen transmisión manual o automática, dependiendo de la versión.

FIAT Mobi, el importado de Brasil

FIAT Mobi, un vehículo que México importa de Brasil, colocó durante el año pasado 3 mil 441 unidades, con una participación de 1.2 por ciento en las ventas anuales del sector. El precio de FIAT Mobi es de 215 mil 900 pesos y se eleva hasta los 235 mil 900 en función de qué tan equipado esté, siendo el segundo más económico en su versión tope de gama, después de Renault Kwid.

Dodge Attitude, con 4 versiones

El Dodge Attitude logró colocar 7 mil 46 unidades, representando un 2.48 por ciento del total de ventas de subcompactos en el país al cierre del año pasado. Su precio inicial es de 224 mil 900 pesos y está disponible en cuatro versiones con un precio tope de 274 mil 900 pesos.

Nissan March, entre los 5 compactos más vendidos

Nissan March no sólo es uno de los cinco autos más accesibles en México, sino que también se colocó en el tercer sitio con mayores ventas en el segmento de los subcompactos al colocar 39 mil 974 unidades en el 2021, lo que significó una participación del 14 por ciento en ese segmento, de acuerdo con datos de AMDA.

Nissan March, es un vehículo que es producido en la planta Aguascalientes A1 de la marca japonesa, y tiene un precio de entrada de 235 mil 900 pesos y su versión tope tiene un precio de 289 mil 900 pesos.

También lee: