Empresas

Desabasto de semiconductores, el ‘talón de Aquiles’ de las automotrices

Expertos del sector estiman que se verán resultados positivos hasta finales de año, debido a la complejidad del problema.

Por cuarto año consecutivo en el 2021 la producción de vehículos en México cerró con una caída, en este caso de 2 por ciento anual, afectada por el desabasto de semiconductores, un problema que las armadoras advierten continuará.

Jorge Vallejo, presidente y CEO de Mitsubishi Motors de México, anticipó que la falta de semiconductores tardará todavía en solucionarse, debido a la complejidad del problema y a las inversiones que demandan este tipo de fábricas.

“Creo que todavía tendremos un impacto, por lo menos los primeros seis meses de este año, todavía se verá un impacto. Algunas marcas lo sortearán mejor, algunas marcas se verán privilegiadas teniendo más producto, Mitsubishi Motors es una de ellas, que nos ha ido bastante bien y como hemos tenido tan buen crecimiento que nuestra casa matriz asigna producto de manera constante”, dijo.


La producción de vehículos de México registró su mayor caída anual desde 2014, ya que la escasez mundial de microchips siguió afectando a la industria automotriz.

Nvidia, uno de los principales productores de semiconductores mundiales dijo que estará en una mejor posición para cumplir con todos los pedidos que está recibiendo en los últimos seis meses del año a medida que mejore la oferta de chips.

“En el segundo semestre del 2022 creemos que estaremos en una muy buena posición en términos de oferta”, dijo la directora financiera, Colette Kress, en la conferencia JP Morgan Tech/Auto.


“La demanda ha superado la oferta principalmente en nuestro negocio de juegos”.

Al igual que otros fabricantes de chips que subcontratan su producción, la empresa ha luchado por asegurar un acceso suficiente a la oferta para satisfacer la demanda. Nvidia ha estado trabajando duro con sus socios manufactureros para restablecer ese equilibrio, dijo Kress. La compañía tuvo una fuerte temporada navideña, agregó Derek Azuara.

El año pasado en México la producción anual de automóviles cayó 2 por ciento frente al acumulado del 2020 de acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA). Esto en gran parte es debido al desabasto de semiconductores que se ha vivido desde la segunda mitad del año pasado.

En total se produjeron 2 millones 979 mil 276 unidades, 60 mil 902 menos que en el 2020 y 831 mil 792 menos que en el 2019, año previo a la pandemia del COVID, donde se produjeron un total de 3.8 millones unidades, según datos del INEGI.


Expertos de la industria automotriz estiman que el abasto de los semiconductores regresará a la normalidad hasta la segunda mitad de este año, pero que los resultados se verán hasta finales, o bien, hasta el próximo año.

“Nosotros quisiéramos, pero pensamos que quizás para el segundo semestre se verá algo ya más estable en el suministro de semiconductores, ojalá que así sea”, comentó José Zozaya, presidente de AMIA, en entrevista con El Financiero sobre la recuperación del abasto de chips semiconductores durante este año.

Por su parte, Gerardo Gómez, director general de J.D. Power consideró que no se verá un cambio drástico durante los primeros seis meses.

De acuerdo con J.D. Power, la industria automotriz en el país tiene la capacidad de producir hasta cinco millones 294 mil 400 vehículos. Sin embargo, en el 2021, sólo se aprovechó el 56 por ciento de la producción debido al desabasto de semiconductores.

“Vamos a seguir sufriendo porque la industria del microprocesador sigue tratando de reponer toda la demanda que tiene pendiente a raíz de la pandemia y por otro lado del incendio de la planta de microprocesadores que hubo hace más de un año”.

Gómez mencionó que a raíz de este problema, la producción de vehículos en México perdió alrededor de 580 mil unidades y que estás unidades no se verán recuperadas durante este año y que seguirá habiendo desabasto de unidades y de inventarios en los concesionarios.

“Los primeros seis meses no vemos que se vaya a recuperar, esperemos que hacia el segundo semestre basado en la información que tenemos ahorita, vemos que va a empezar a verse un poquito de mejora en el abasto, pero esa mejora en abasto no la vamos a ver reflejada sino hacia finales de año o principios del año siguiente”, concluyó el directivo.