Empresas

Sistema Metropolitano de Aeropuertos tendrá dos casi vacíos y uno saturado

Toluca y el aeropuerto en Santa Lucía operarían 10 vuelos diarios y el mayor volumen seguirá en el AICM.

El funcionamiento del Sistema Metropolitano de Aeropuertos, que surgió como una alternativa para desahogar la saturación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), comenzará con esta terminal llena en varias franjas horarias, con el puerto aéreo de Toluca prácticamente vacío y con Santa Lucía con apenas ocho vuelos iniciales, a los que se le sumarán los de Aeroméxico un mes después.

La inauguración del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) marcará el comienzo de lo que el gobierno ha planteado como la solución para atender la demanda de viajeros en el Valle de México.

Rogelio Rodríguez, abogado en derecho aéreo y espacial, advirtió que la apuesta del gobierno por el Sistema Metropolitano de Aeropuertos tiene un nuevo obstáculo: no hay masa de pasajeros y, ahora, se sumará un nuevo aeropuerto que cuenta, incluso, con una infraestructura de acceso menor a la de Toluca.

“Hay infraestructura aeroportuaria, pero no existe una política de estado y una ley que garantice que en los aeropuertos que forman parte de la red tenían una masa de pasajeros y de transporte de carga”, advirtió.

Además de la falta de pasajeros, no hay aerolíneas mexicanas que atiendan e incentiven la conectividad aérea en el país.

Interjet, que transportaba 15 millones de pasajeros antes de su salida, está en huelga desde hace más de un año; Aeromar enfrenta problemas financieros, además que Aeroméxico ha tenido que hacer más pequeña su flota como parte de su reestructura.

Santa Lucía, ¿el nuevo Toluca?

Al igual que ocurre hoy con el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), en su momento, en 2006, cuando fue inaugurado el de Toluca, se tenía la expectativa de que sería una gran terminal, sin embargo, su desempeño está lejos de su mejor nivel.


En el 2007, el aeropuerto de Toluca movió a 3.8 millones de pasajeros, sin embargo, al cierre del 2021 apenas alcanzó los134 mil, un desplome de 96.5 por ciento.

Actualmente, en dicho aeropuerto solo opera TAR con una ruta vigente hacia Querétaro según su propio sitio de reservas, mientras que Viva Aerobus tiene en su sistema, viajes entre Toluca y Cancún hasta el primer día de mayo.

“Toluca tiene más infraestructura que Felipe Ángeles y lo tenemos vacío, estamos construyendo un aeropuerto y tenemos otro vacío; Toluca en 2006 era la panacea, no quisiera pensar que, en algunos años, Santa Lucía esté vacío y queramos construir otro aeropuerto”, apuntó Rodríguez.

El Aeropuerto Internacional de Toluca registró su peor año durante el 2021, cuando apenas movilizó a 134 mil 305 pasajeros, una caída del 16.2 por ciento con respecto al 2020, el peor año de la aviación mundial.

En una conferencia de prensa reciente, el propio director de Viva Aerobus, Juan Carlos Zuazua, dijo que habían intentado en un par de ocasiones tener vuelos desde ese aeropuerto, pero que será hasta que haya condiciones atractivas para los pasajeros cuando piensen volver de lleno a Toluca.

AIFA, con vocación doméstica

A pesar de la inauguración el 21 de marzo del Felipe Ángeles como un aeropuerto internacional, característica que se dio por decreto presidencial, la realidad es que no existe actualmente ningún vuelo previsto hacia el extranjero, por lo que el AICM ‘Benito Juárez’ continuará siendo el principal puerto internacional, al menos durante la primera etapa del AIFA.

Rafael Echevarne, director general del Consejo Internacional de Aeropuertos en América Latina (ACI-LAC), indicó que para que la terminal en Santa Lucía se convierta en un punto de conexión relevante a nivel de tráfico aéreo, es necesario que cuente con conectividad hacia la Ciudad de México.

“No nos vamos a encontrar una situación en donde una aerolínea como Air France vuele a Felipe Ángeles, no lo va a haber, precisamente por las vías de comunicación, si la función de este aeropuerto es realmente convertirse en un aeropuerto importante, entonces necesita conexiones tanto de vuelos como al centro de la ciudad y eso no se está dando”, indicó Echevarne en entrevista para El Financiero.

En cambio, el AIFA tendrá una vocación doméstica, con vuelos punto a punto como los iniciales a ciudades grandes (Monterrey, Guadalajara y Tijuana) y centros turísticos, como Cancún, que son los principales mercados en cuanto a demanda de transporte aéreo.

Incluso, señaló Rodríguez, el aeropuerto en Santa Lucía podría tener vuelos a las principales ciudades de Estados Unidos, atendiendo a la población de esa zona del Valle de México, pero la degradación que pesa sobre la autoridad aeronáutica nacional impide que las aerolíneas mexicanas puedan abrir rutas hacia el vecino del norte.

Santa Lucía entrará en operación también en un espacio aéreo saturado. Según las previsiones de ocupación de slots en el AICM para el 21 de marzo, fecha de inauguración, habrá por lo menos nueve horas en las que el aeropuerto capitalino esté al máximo de su capacidad.