Empresas

Estas son las ‘ventajas’ que harán de Santa Lucía el principal aeropuerto del país

Advierten que el AICM será insuficiente para atender la demanda futura; subió la capacidad del espacio aéreo, pero la saturación en tierra todavía se mantiene.

Víctor Hernández, director de Servicios a la Navegación del Espacio Aéreo Mexicano (SENEAM) afirmó que Santa Lucía está llamado a ser el principal puerto aéreo del país, debido a que la infraestructura del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) es insuficiente para atender la demanda futura.

“El AICM con el tiempo está llamado a ser el segundo aeropuerto, el primero yo creo que va a ser Santa Lucía, porque el aeropuerto de Santa Lucía tiene una expansión y un terreno de reserva para poder crecer, lo que no tiene el AICM, porque no tiene reservas”, señaló Hernández en entrevista con El Financiero.

Explicó que, a pesar del rediseño del espacio aéreo en el Valle de México –que contempla las operaciones de los aeropuertos internacionales de la Ciudad de México y Toluca–, el problema de saturación del AICM no está resuelto.


Explicó que la saturación del puerto aéreo en el centro del país tiene que ver con la falta de infraestructura en tierra, lo que provoca, que aunque se creen vuelos más eficientes, estos no puedan aterrizar en el aeropuerto porque no hay capacidad para estacionar más aeronaves.

“El rediseño del espacio aéreo no resuelve el problema de congestionamiento de la Ciudad de México, no lo resuelve nada, porque no hay para dónde crecer el AICM, la única forma que pueda aumentar el número de pasajeros aquí es que pongan aviones más grandes, pero eso requiere infraestructura y las aerolíneas no están todas dispuestas a invertir y menos con la pandemia”, agregó Hernández.

Según proyecciones del gobierno federal, el AICM no podrá rebasar las mil 300 operaciones diarias que realizaba, en promedio, antes de la pandemia, lo que significa que podría recibir poco más de 53 millones de pasajes como su número máximo y, a partir de ese momento, ya no tendrá límite y la saturación continuará, según la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Además, el aeropuerto de Toluca, con una capacidad de 700 operaciones ya no se podrá expandir.

Mientras que para Santa Lucía arrancaría con unas mil 300 operaciones, en su primera etapa, cuando comience a operar el 21 de marzo de 2022. Pero en el plan maestro de desarrollo, realizado por Aeropuertos de París, también está considerada una tercera pista que puede ser construida para garantizar que más aviones puedan aterrizar en el que se proyecta sea el principal aeropuerto en México.

“Tenemos reserva para una más, entonces podríamos tener 4 pistas de uso civil en donde no habría problema más que el servicio al pasajero y si el terreno está previsto para tener las reservas de atención, pues está garantizado que puede crecer la capacidad”, explicó el directivo.

Hernández aseguró que para las aerolíneas es más benéfico operar desde Santa Lucía porque no tiene saturación, por lo que podrá operar con mayor rapidez para evitar demoras en los vuelos.

“Santa Lucía tiene más ventajas que el AICM, en términos de infraestructura, de seguridad, de interconexión y puntualidad, porque tiene más capacidad, el AICM ya no hay para dónde crecer”, dijo.

“Las aerolíneas tendrán que decidir dónde operar. Si a mí me preguntaran, si tuviera una aerolínea, en donde quiero operar, diría Santa Lucía, me iría mañana”, remarcó.

Desde la visión de uno de los pocos mexicanos que ocupó un cargo en la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), la industria se mueve a operar vuelos domésticos con aviones de corto alcance, como los 320 de Airbus o los 190 de Embraer.

Ante esta situación y con la entrada de Santa Lucía, Hernández prevé que los vuelos nacionales se concentren en dicho aeropuerto, para que los internacionales –con aviones más grandes–puedan seguir operando desde la CDMX.

Sin embargo, reconoció que concentrar o no en un aeropuerto las operaciones domésticas será decisión de las aerolíneas.

Rediseño aumenta la capacidad de espacio aéreo

El titular de SENEAM explicó que el resideño aumentó la capacidad del espacio aéreo en el Valle de México, gracias al uso de tecnología que permite a las aerolíneas navegar rutas más precisas, directas y eficientes, sin embargo, reconoció que en tierra la saturación del AICM persiste.

En exclusiva, SENEAM presentó las primeras simulaciones realizadas para la operación de los aeropuertos de Ciudad de México, Santa Lucía y Toluca, las cuales fueron realizadas en coordinación con NavBlue, la empresa francesa a la que el gobierno federal le encargó los estudios de aeronavegabilidad.

En la simulación acelerada, que cuenta con los datos de la flota aérea de aerolíneas como Aeroméxico, Aeroméxico Connect, Viva Aerobus, Volaris y otras internacionales, se puede apreciar que ninguna aeronave tiene interferencia con otra y que, además, se puede aumentar la capacidad del espacio aéreo con las modificaciones en las rutas y la precisión de la navegación a través de tecnología satelital.

Ahorros por más de 600 mdp en combustible

El nuevo diseño de rutas del espacio aéreo permitirá a las aerolíneas tener ahorros, como en el caso de Aeroméxico, de más de 600 millones de pesos por combustible, más otros servicios relacionados con menor uso de las aeronaves y mantenimiento, explicó Hernández.

El SENEAM hizo un estudio para saber cómo beneficiarían los cambios de rutas en el centro del país y analizó las rutas del ‘Caballero Águila’, encontrando que se podía ahorrar esa cantidad tan sólo en combustible, uno de los insumos más volátiles en la industria aérea en México y que representa alrededor de una tercera parte de los costos operativos.