Empresas

COVID-19 impulsa ventas de artículos para las cocinas a niveles récord

En la segunda mitad del 2020, la compra de estufas, baterías, refrigeradores y utensilios subió 10% anual en promedio; se benefician firmas como Grupo Industrial Saltillo, Súper Flama y Whirlpool Corporation.

La demanda de baterías, estufas y refrigeradores, así como algunos utensilios de cocina, aceleró su crecimiento con la pandemia del coronavirus, lo que provocó que algunos productores registraran un incremento récord histórico, beneficiando a firmas como Grupo Industrial Saltillo, Súper Flama y Whirlpool Corporation que, desde el año pasado, reportan alzas en ventas, a pesar del cierre temporal de algunas tiendas departamentales en 2020 y del paro productivo.

En el segundo semestre del año pasado, después de que les permitieron reabrir operaciones a los fabricantes de artículos de cocina, la venta de estufas, refrigeradores, baterías y utensilios de cocina se incrementó 10 por ciento anual en promedio, en comparación con el mismo periodo de 2019.

En lo particular, durante la segunda mitad del año pasado, la demanda de refrigeradores tuvo el mejor desempeño con un alza de 17.5 por ciento anual, al pasar de colocar 3.1 millones de unidades en la segunda mitad del 2019 a 3.6 durante el mismo periodo de 2020, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).


En este sentido, Marc Bitzer, CEO de Whirlpool Corporation, resaltó la gran relevancia del mercado mexicano en la demanda de productos de línea blanca como mercado destino.

“Tuvimos un negocio muy fuerte en México, fue muy impresionante. Tal como lo leo, es una demostración de lo que esta región (América Latina) puede ofrecer”, explicó el directivo en conferencia con analistas.

Además, en el segundo semestre de 2020, se vendieron 1.6 millones de utensilios de cocina, un alza de 8 por ciento anual frente a los 1.5 millones de unidades del mismo periodo de 2019.

En tanto que la venta de estufas, repuntó 7.5 por ciento anual en la segunda mitad del año pasado, al pasar de 1.9 a 2.1 millones de unidades.

“Te puedo decir que alrededor de marzo y abril se nos cayeron las ventas, sobre todo cuando cerraron las cadenas departamentales, pero afortunadamente en e-commerce recuperamos la venta perdida, y además con inventarios suficientes para cumplir la demanda”, comentó en entrevista con El Financiero, Bernardo Vallejo, director general de Súper Flama Supra, la línea de electrodomésticos de lujo de parrillas, hornos y campanas para cocinas.

Adicionalmente, los productores reportaron la venta de 3.2 millones de juego de baterías de cocina en el segundo semestre de 2020, un incremento de 7.3 por ciento comparado con los 2.8 millones de unidades comercializadas en el segundo semestre de 20 19.

En este sentido, el director de operaciones de Grupo Industrial Saltillo (GIS), Jorge Rada, reconoció que el incremento en la demanda nacional de utensilios y artículos de cocina se debió en parte al llamado de ‘Quédate en Casa’, además de que, en su caso, implementaron nuevos canales de comercialización como es el e-commerce.

GIS opera la marca Cinsa que diseña, produce y comercializa ollas, cacerolas, sartenes, pocillos, arroceras, cafeteras y vajillas, bajo las marcas Fashion Cook, Santa Anita y Rustik.

“Superamos de forma exitosa los efectos de la pandemia logrando en 2020 crecimientos de 7 por ciento en ingresos (de Cinsa) y 120 por ciento en flujo operativo, reflejo de nuestras ventas a través del canal de e-commerce en México que fueron casi seis veces mayores al nivel de 2019 y también un notable avance en exportación a los Estados Unidos”, destacó el directivo en conferencia por sus resultados del 2020.

El 30 de marzo se cumplió un año de que el gobierno federal decretó el confinamiento generalizado por la emergencia sanitaria del coronavirus, cerrando servicios, comercios e industrias.

Desde entonces, y aun con movimientos en el semáforo epidemiológico, que permitió la apertura de empresas en julio, muchas personas siguen con la política de “Quédate en casa”, eso propició que preparan más sus alimentos en el hogar y también remodelaran ese espacio.

En enero se ‘calientan las ventas’

Para el arranque de este año, en línea blanca como refrigeradores y estufas la historia no fue distinta.

En estufas se reportó en el primer mes de este año la venta de 345 mil 52 unidades, un alza de 4.2 por ciento anual, siendo el mayor incremento en cuatro años. Mientras que en refrigeradores se colocó un volumen de 555 mil 737, un incremento de 41.2 por ciento, el mayor aumento desde que registro el INEGI.

Adicionalmente, en el primer mes de este año se comercializaron 544 mil 8 juegos de baterías de cocina, un aumentó 34 por ciento comparado con el mismo mes del año pasado, siendo el incremento más amplio desde que tiene registro el INEGI.

México exporta refrigeradores a su mayor nivel en 9 años

La alta demanda de exportaciones de línea blanca, principalmente por parte de Estados Unidos, provocó que México registrará el mayor envío de refrigeradores en nueve años, a pesar de que entre abril y junio de 2020 se suspendió la operación de la industria manufacturera no esencial como los fabricantes de línea blanca por la pandemia de coronavirus.

El año pasado se enviaron a otros países 6.5 millones de refrigeradores, el volumen más grande que reporta la industria desde 2011, cuando hubo un ensamble de 9 millones 315 mil 927 unidades, de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía.

Además, el año pasado México importó 120 mil 549 refrigeradores, 18.2 por ciento más que lo registrado en 2019 y el mayor volumen en tres años.

México es superavitario en la industria de refrigeradores, puesto que tiene una balanza superavitaria de 3 mil 246 millones de dólares.además, tienen buen

arranque de año. En enero de este año, la venta de baterías aumentó 34%, su mayor crecimiento desde que tiene registro el INEGI.