Economía

Desocupación en México toca mínimo histórico en 2024; ¿cuál es el ‘pero’?

De acuerdo con datos del Inegi, la población desocupada disminuyó en casi 100 mil personas durante el primer trimestre de este año.

La tasa de desocupación en México marcó en el primer trimestre del año un nuevo mínimo histórico, pero con contrastes entre la Población Económicamente Activa (PEA), de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Entre enero y marzo, la tasa de desocupación se ubicó en 2.5 por ciento, su lectura más baja desde 2005, cuando inician los datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE).

La disminución de la tasa respondió en parte a que la población desocupada disminuyó en 96 mil 806 personas en el primer trimestre del año respecto al cuarto trimestre del 2023. Así, al cierre de marzo había 1.5 millones de personas desocupadas.

La tasa de subocupación cayó a 6.8 por ciento en el primer trimestre, su lectura más baja desde el inicio de 2019.

¿Cuánta población ocupada hay en México?

Sin embargo, también se reportó que la población ocupada tuvo una caída de 283 mil 42 personas al cierre del primer trimestre, para totalizar 59.1 millones de trabajadores.

Ante esta disminución de los desocupados y también en los ocupados, la PEA cayó en 379 mil 848 personas a 60.7 millones de personas que forman parte del mercado laboral mexicano, desde los 61 millones del cierre del año pasado.


Otro aspecto relevante es que la Población No Económicamente Activa (PNEA) repuntó en 680 mil 965 personas, para totalizar 40.5 millones de personas, de las cuales 71.9 por ciento son mujeres, reflejo de las complicaciones que enfrentan para insertarse al mercado laboral.

“La PNEA se refiere a todas las personas que no están directamente involucradas en actividades laborales ni buscan empleo activamente, aquella población que se dedica al hogar, estudia, está jubilada o pensionada, tiene impedimentos personales o que lleva a cabo otras actividades”, destacó Banco Base.

Deutsche Bank destacó que hacia delante se prevé un debilitamiento gradual del mercado laboral a medida que la actividad económica adopte una senda de menor crecimiento y el proceso desinflacionario se estanque.

“Sin embargo, la persistente resiliencia de la economía y las rigideces inherentes del mercado laboral probablemente entrañarán un debilitamiento prolongado de los indicadores del mercado laboral”, según Deutsche Bank.

Banorte mantiene una visión positiva sobre el mercado laboral, continuando en una posición de fortaleza en los próximos meses, “estaremos muy atentos al desempeño del mercado laboral durante el tercer trimestre de 2024, periodo en el cual anticipamos una caída secuencial de la actividad económica”.

Servicios, los ganadores

En el primer trimestre se eliminaron 283 mil puestos, pero la mayoría de las empresas del sector servicios elevó su plantilla laboral.

En restaurantes y servicios de alojamiento se dio un incremento trimestral de 77 mil 306 puestos y en el gobierno, de 27 mil 394, en la antesala de las elecciones.

No obstante, se eliminaron 201 mil 939 puestos en el comercio, siendo el sector más afectado. En la industria destacó la eliminación en la manufactura por 88 mil 247 empleos y en la construcción 40 mil 804 puestos.

¿Qué sector de la economía perdió más trabajos?

De los 283 mil 42 puestos de trabajo que fueron borrados en el primer trimestre, 101 mil 361 fueron en el sector secundario o de la industria.

Por ejemplo, en la manufactura se eliminaron 88 mil 247 empleos y en la construcción, 40 mil 804 puestos al cierre del 1T24 en relación con el 4T23.

En el sector terciario o de servicios se borraron 66 mil 465 puestos, principalmente por la eliminación 201 mil 939 en el comercio, ya que los demás rubros mostraron en su mayoría un aumento en el empleo, como los restaurantes, con un incremento de 77 mil 306 puestos.

Menos informales

Los datos de la ENOE también exhibieron que la tasa de informalidad disminuyó a 54.3 por ciento en el trimestre, la más baja desde el tercer trimestre del 2020. Al cierre de marzo había 32.1 millones de informales, una disminución trimestral de 403 mil 495 personas.

Pedro Tello, economista de la UNAM, resaltó que a pesar de que la tasa de desempleo ha disminuido, la mayoría de la población laboral enfrenta la realidad de la informalidad, lo que impacta negativamente en la productividad y en la generación de riqueza del país.

“Esto representa un desafío para aquellos que buscan ingresar al sector formal, ya que los costos y trámites burocráticos son prohibitivos. Además, mantener una empresa en operación legal implica altos costos, lo que fomenta la permanencia en la informalidad”, afirmó.

Fernando Rojas, CEO de ESSAD, refirió que en 2020 el 50.0 por ciento de los ocupados estaba en la informalidad y ahora ya son 54.3 por ciento, lo que significa que en este sexenio ha crecido más de 4.3 por ciento.

“Este fenómeno se atribuye a varios factores, incluyendo la falta de oportunidades laborales formales, la baja calidad del empleo disponible, la informalidad estructural en la economía, y la falta de aplicación efectiva de las leyes laborales”, dijo.

Jesús Moscoso, socio fundador de ESSAD, indicó que para fomentar la formalidad laboral es clave simplificar trámites y reducir los costos para establecer y operar empresas.

Los mayores niveles de informalidad se reportaron en Oaxaca, con 81.1 por ciento, seguido de Guerrero con 78.6 por ciento; y Chiapas e Hidalgo, con 70.9 por ciento cada uno.

También lee: