Economía

Aranceles por ‘derrota’ en el T-MEC y desabasto de alimentos, los riesgos para la economía en 2023

El gobierno de México considera que las consultas del T-MEC por política energética son ‘un riesgo a la baja’ para 2023.

Las disputas comerciales entre México y sus socios comerciales de América del Norte del T-MEC fueron evaluadas como riesgos a la baja para el crecimiento económico del país para 2023, de acuerdo con los Criterios Generales de Política Económica presentados por la Secretaría de Hacienda.

De acuerdo con el documento, para 2023 se estima que la economía mexicana tendrá un crecimiento en el rango de 1.2 a 3 por ciento anual; sin embargo, un fallo desfavorable contra México en los procesos de disputas relacionados con la política energética del país, podría desencadenar imposición de aranceles, lo cual afectaría el crecimiento del país.

“Falta de resolución de discrepancias en materia comercial entre los países del T-MEC que desencadene sanciones relacionadas a aranceles”, se indica como el tercer mayor riesgo a la baja.

Cabe recordar que el 23 de agosto inició formalmente el periodo de consultas que abrió Estados Unidos y Canadá contra México por posibles violaciones al tratado comercial T-MEC. Al cabo de 75 días, si no hay resolución favorable para ambas partes, los socios comerciales de México podrían solicitar un panel arbitral.

“Este año, Estados Unidos y Canadá presentaron la controversia sobre la política energética de México la cual concluirá su etapa de diálogo entre los gobiernos involucrados para resolver las discrepancias a más tardar el 3 de octubre”, se lee en el mismo documento.

Otros riesgos a la baja para el crecimiento de México están relacionados con el conflicto entre Rusia y Ucrania, que repercutan en un menor abasto de insumos y por las sanciones económicas impuestas por diversos países a Rusia; también un débil crecimiento económico global derivado de los fuertes incrementos en la tasa de interés de referencia de los bancos centrales, junto con una alta inflación.

La guerra entre Rusia y Ucrania ha afectado las cadenas de suministro en el mundo, además de influir en los precios del petróleo, mismos que se elevarán para el barril de crudo en México el próximo año según la estimación de Hacienda.

También lee: