Economía

¿Pemex incumplirá promesa de AMLO? Aumentará exportación de barriles y esta es la razón

México busca aumentar su producción de combustible para lograr la autosuficiencia; sin embargo, las refinerías nacionales aún enfrentan varios obstáculos.

Se espera que las exportaciones de petróleo crudo de México, que cayeron en enero a un mínimo de 32 años, se recuperen nuevamente este mes después de que su refinería estatal se dio cuenta de que no puede procesar en “casa” tanto como pretendía.

Las exportaciones diarias de petróleo se desplomaron 19 por ciento meses a mes, es decir, 849 mil barriles, el dato más bajo desde enero de 1990. Los barriles guardados en México, en lugar de ir al extranjero, estaban destinados a ser procesados en las refinerías nacionales de Petróleos Mexicanos, que han intentado aumentar la producción de combustible, a expensas de las ventas al exterior; sin embargo, Pemex no refinó tanto crudo como se esperaba en enero, dijo una persona familiarizada.

“No me sorprendería si los volúmenes ofrecidos para exportación en febrero se recuperan. A pesar de todo el mantenimiento que se ha realizado, las refinerías continúan enfrentando obstáculos importantes para aumentar las operaciones en una manera significativa”, dijo Karina López Huitron, analista de Wood Mackenzie Ltd.

López estima que las refinerías mexicanas podrán procesar entre 700 y 800 mil barriles por día este año, casi igual a la tasa de 2021. Eso sería mucho menos que la promesa de Pemex de duplicar el procesamiento de petróleo a 1.51 millones de barriles.

México ha buscado aumentar su producción de combustible para lograr la autosuficiencia. La segunda economía más grande de América Latina actualmente importa alrededor del 70 por ciento de sus necesidades de gasolina, según datos del gobierno.

Pemex no respondió un correo electrónico en busca de comentarios.

La caída de las exportaciones se produce en un momento en que los suministros mundiales de petróleo crudo son escasos, ya que la demanda de petróleo se recupera con la reapertura de las economías tras la pandemia.

La OPEP, que el miércoles acordó hacer un modesto aumento de otros 400 mil barriles por día para marzo, ha estado luchando por reactivar los suministros detenidos.