Economía

Empresas en el país reafirman confianza al cierre de 2021

Perciben mejor entorno en la actividad productiva nacional y de sus negocios.

La percepción de los directivos en México sobre la situación económica del país y de sus empresas cerró 2021 con avances a niveles no vistos en algunos años, ante una mejoría del entorno actual, que se conjugó con la temporada de ventas decembrinas y una mayor movilidad, a pesar de los signos de desaceleración en la actividad productiva.

El Indicador Global de Opinión Empresarial de Confianza se ubicó en 55.8 puntos en diciembre, su mayor nivel en cinco años, desde que hay registros, y avanzó 14.2 puntos en 2021, en cifras originales, según datos del INEGI.

La mayor alza anual se observó en los servicios, con 17.6 puntos, y a su interior, el rubro que más repuntó fue el que mide la situación económica presente del país, con 27.8 unidades.

En las cifras ajustadas por estacionalidad, los indicadores de confianza también finalizaron el año con avances, a niveles previos a la pandemia.

Así, el Indicador de Confianza Empresarial (ICE) del sector manufacturero subió ligeramente 0.1 puntos en diciembre, respecto al mes previo, para ubicarse en 52.7 puntos, su nivel más alto desde mayo del 2019.

En el comercio, el incremento fue de 0.8 puntos, con lo que este indicador se situó en 57.3 puntos, su mayor cifra desde octubre del 2014. En la construcción, el ICE se fijó en 52.14 puntos, 0.3 unidades más que el mes pasado, a niveles desde agosto del 2018.

“El INEGI publicó el indicador de confianza empresarial para diciembre. Resulta interesante observar que la confianza en los sectores manufacturero y de la construcción ya regresaron a sus niveles preCovid-19, mientras que la del comercio se ubica muy por encima de años anteriores”, destacó el subgobernador del Banco de México, Jonathan Heath, en su cuenta de Twitter.


Carlos González Tabares, director de Análisis Económico de Monex, consideró que la mejoría en la confianza empresarial en el comercio y servicios privados no financieros llama la atención sobre todo porque las cifras muestran una mejoría, a pesar de que la economía nacional está pasando por una cierta desaceleración.

Añadió que por el lado del comercio se atribuye por la temporada navideña y a un repunte en la demanda, pues había estado reprimida por la pandemia y la inflación alta. En la manufactura la confianza se mantiene un tanto estancada, debido a la falta de suministros, mientras que en la construcción no hay proyectos que sigan impulsando el crecimiento.

“La llegada de la temporada decembrina, la cual garantiza mayor consumo y poder de compra de la población, en conjunto con el desempeño favorable del semáforo de riesgo epidémico durante los últimos meses y la reactivación cada vez más completa de la economía mexicana, han favorecido a la confianza empresarial”, indicó Gabriela Siller, directora de análisis económico de Banco Base.

No obstante, señaló que persisten riesgos hacia el futuro relacionados con “el alza en casos de Covid debido a la llegada de la variante ómicron, la incertidumbre sobre la política monetaria del país, la menor inversión, la desincronización de las cadenas de valor globales y las presiones inflacionarias”.

Expertos de Banorte consideraron que la ligera mejoría fue impulsada por una estabilidad en los contagios, especialmente cuando otros países han experimentado una aceleración en los casos. Sin embargo, advirtieron que algunas preocupaciones continúan, “incluyendo sobre el efecto que pueda tener la variante ómicron conforme esta se esparce”.

Rezago en inversión

El ICE del sector manufacturero fue impulsado en diciembre por el rubro que mide la percepción de los directivos sobre la situación presente de la empresa, que subió 0.7 puntos a tasa mensual.

Los rubros que miden la situación económica futura del país y de la empresa retrocedieron, el de la situación presente del país no reportó cambios y el que captura la respuesta de los directivos sobre el momento adecuado para invertir subió 0.4 puntos, pero ligó 101 meses debajo del umbral de 50 puntos, es decir, se mantiene en la zona de contracción, con 39.6 puntos.

En la construcción el rubro de inversión se posicionó en las 29.2 unidades, también con 101 puntos por debajo del umbral, y en el comercio se ubicó en 34.1 puntos, con 99 meses por debajo del nivel de 50 puntos.