Economía

Banxico anota ‘hat-trick’ y eleva la tasa a 4.75%

Esta es la tercera vez en el año en la que la mayoría de la Junta de Gobierno acordó subir el referencial.

El Banco de México (Banxico) aumentó este jueves su tasa de interés, en línea con lo esperado por la mayor parte del mercado.

Con esto, el referencial se ubicó en 4.75 por ciento.

La decisión dada a conocer este jueves fue por mayoría. El subgobernador Gerardo Esquivel votó a favor de mantener el objetivo para la tasa de interés en 4.50 por ciento, es decir, sin cambios.


El Banco Central tiene como mandato mantener la inflación baja y estable y su rango objetivo es de 3 por ciento +/- un punto porcentual. Sin embargo, en la primera mitad de septiembre, el índice ya sumó 13 quincenas consecutivas por encima del rango objetivo al acelerar a 5.87 por ciento.

La inflación se vio presionada ante el incremento en los precios de los alimentos y energéticos.

Asimismo, la entidad financiera señaló en su comunicado que “si bien se prevé que los choques que han incidido en la inflación sean transitorios, por la diversidad, magnitud y el extendido horizonte en el que la han afectado, pueden implicar riesgos para la formación de precios y las expectativas de inflación”.

En ese sentido, indicó que las previsiones de inflación general y subyacente para 2021 volvieron a incrementarse, para los próximos 12 meses y para 2022 también aumentaron, mientras que las de largo plazo se han mantenido estables en niveles superiores a la meta.

La recuperación de la economía mexicana continuó durante el tercer trimestre, apuntó la Junta de Gobierno. Además, se espera que se mantenga para el resto del año y 2022.

“Se mantiene incertidumbre en relación a la pandemia y se prevén condiciones de holgura, con marcadas diferencias entre sectores”, refirió Banxico.

En cuanto a la actividad económica global, los riesgos que destacaron son los asociados a la pandemia, las presiones inflacionarias y los ajustes a las condiciones monetarias.

¿Se vienen más alzas?

En torno a las perspectivas, el consenso de analistas prevé para el cierre de año un nivel de 5 por ciento para la tasa. Esto podría traducirse en un continúo ajuste en la política monetaria en, al menos, lo que resta del año.

La mayoría de analistas encuestados por Citibanamex ven una tasa de referencia de 5.25 por ciento a fin de año. Sin embargo, 31 por ciento de los especialistas consultados proyecta que terminará el año en 5 por ciento.

La entidad financiera inició un ciclo de alzas en junio cuando sorpresivamente incrementó en 25 puntos base su tasa de interés, rompiendo con los pronósticos de la mayor parte del mercado.

En agosto, Banxico dio continuidad a esta ‘fase’ e incrementó otros 25 puntos base, por lo que el referencial se ubicó en 4.50 por ciento.

Cuando la inflación está fuera del rango objetivo, el Banco Central puede recurrir a alzas en la tasa, de tal forma que tenga un impacto en el consumo y, por ende, en los precios. Sin embargo, un aumento en el referencial puede conllevar un golpe al crecimiento económico.

En el último Informe trimestral de Banxico, correspondiente a los meses de abril, mayo y junio, el Banco Central estimó que la economía crecerá por 6.2 ciento en 2021. Esto representó un alza desde su pronóstico previo.

Con ello, la economía mexicana ‘libraría’ la tercera ola de coronavirus que ‘golpeó’ al país debido a que en mayo de este año, la entidad financiera estimaba un crecimiento de 6 por ciento.

En tanto, su escenario más pesimista, la entidad calcula que el ‘rebote’ de la economía será de 5.7 por ciento (en su informe anterior, el pronóstico era de 5 por ciento), mientras que el escenario más optimista vería una recuperación de 6.7 por ciento (era de 7 por ciento en el reporte previo).

Inflación… ¿Cuándo regresará a nivel objetivo de 3%?

La respuesta, hasta el momento, es: 2023.

En agosto, la mayoría de los miembros de la Junta de Gobierno del Banco Central señaló que las expectativas de las inflaciones general y subyacente para el cierre de 2021 volvieron a incrementarse.

“Se prevé que la medición anual de la inflación general y subyacente disminuya especialmente a partir de horizontes mayores a un año y que converja a la meta de 3 por ciento en el primer trimestre de 2023″, señaló en su comunicado el banco.

Los riesgos al alza en la inflación para algunos miembros de la junta son las presiones externas, principalmente de Estados Unidos. Aunado a esto, el balance de riesgos respecto a la trayectoria prevista para la inflación en el horizonte de pronóstico es al alza.

Entre las decisiones disidentes en cuanto al incremento de tasa están las de los subgobernadores Galia Borja Gómez y Gerardo Esquivel.

Esquivel apuntó que un alza en la tasa enviaría señales incorrectas al mercado.

“Aumentar nuevamente la tasa de interés podría transmitir la señal incorrecta de que la inflación actual tiene un carácter más permanente”, dijo Esquivel. Por esta y otras razones el economista votó a favor de mantener la tasa en 4.25 por ciento.

Por otra parte, en la más reciente encuesta de Citibanamex, analistas consideraron que la inflación general cerrará este año en 6.1 por ciento a tasa anual.

El estimado significa un alza de 10 puntos base respecto al sondeo previo, cuando la mediana fue de 6 por ciento.

JP Morgan, Oxford Economics y Monex se perfilaron como los participantes con el pronóstico más optimista, pues prevén que la economía mexicana tenga un avance de 6.5 por ciento este año.

*Con información de Diego Caso.