Economía

Reforma de outsourcing propicia la apertura de empresas

El número de empresas registradas en el IMSS se disparó y al cierre de julio de este año ya superó el nivel previo a la pandemia en 23 mil 410 inscripciones.

Por efecto de la reforma laboral, que obligó a la creación de nuevos registros patronales, el número de empresas registradas en el IMSS se disparó y al cierre de julio de este año ya superó el nivel previo a la pandemia en 23 mil 410 inscripciones y en total contabilizaron un millón 28 mil 757 empleadores.

Solo en julio el incremento fue de 16 mil 783 patrones, y la cifra acumulada en el año es de 28 mil 343, lo que implicó que en el séptimo mes se reportaron el 60 por ciento de los registros.

Rolando Silva, vocero de la Comisión de Seguridad Social del Colegio de Contadores Públicos de México (CCPM), explicó que el crecimiento en el número de empresas se explica por las reestructuras que tuvieron que hacer debido a los cambios en la regulación del outsourcing.


“Se abrieron muchas empresas nuevas para distribuir las actividades y poder ser consideradas especializadas”, recalcó.

Fidel Ortiz, director general de Fixat, firma de asesoría y análisis fiscal, destacó que el hecho de que el mayor aumento de empresas registradas ante el IMSS se haya dado durante julio, con un avance de 16 mil 783 patrones inscritos en el mes, refleja el cambio en la regulación de la subcontratación.

Más empresas, mismos empleados

“Estoy convencido de que el aumento en el número de empresas registradas tiene que ver con la reforma laboral, no dudo que se abran algunas empresas nuevas, pero la mayoría de los registros no es que estén creando nuevos empleos, sino que los patrones con los que estaban, ya no los van a poder tener y los tienen que pasar a otras compañías”, abundó Silva Briseño.

“Son los mismos trabajadores, repartidos entre más patrones, para poder dar cumplimiento a la reforma”, recalcó.


Es decir, que derivado de las reestructuras que tuvieron las compañías, para dar cumplimiento a la reforma laboral, ahora el número de trabajadores se ve repartido en un mayor número de empresas.

“Estadísticamente se tiene un número mayor de empleadores, pero eso no quiere decir que sean nuevas fuentes de empleo”, enfatizó.

Fernando Yllanes, presidente de la Comisión de Seguridad Social y Recursos Humanos de Concamin, advirtió que en algunos de estos nuevos registros “pudiera existir una duplicidad, ya que con la prohibición del outsourcing, una empresa que tenía, por ejemplo, 100 trabajadores subcontratados, los pasó a la empresa principal, con un nuevo registro patronal, pero no canceló el viejo registro patronal, el cual sigue vivo, entonces ya tenemos dos empresas”.

“Es más probable que dejen sin dar de baja el viejo registro patronal que a los trabajadores, porque el tener doblemente inscritos a los empleados eso sí cuesta y lo que significa erogar dinero sí se cuida”, dijo

“Lo que puede estar sucediendo es que a lo mejor no dieron de baja el registro patronal por desconocimiento, porque no tiene caso mantenerlo, pueden decir lo dejo así porque no tengo trabajadores, pero hay el riesgo de que algún llegue un requerimiento del IMSS: es preferible cancelarlo, pues para que quieres tener un registro que ya no va a funcionar”, subrayó Yllanes.

Los expertos estiman para agosto una cifra similar a julio en el crecimiento en el número de empresas.

Sin bonanza económica

Silva Briseño argumentó en que una prueba de que estaría creciendo el número de empresas debido a la reforma laboral se observa en que el número de trabajadores inscritos al IMSS está por debajo de los niveles reportados previos a la pandemia.

De acuerdo con los registros del IMSS, a julio se reportaron 20.291 millones de trabajadores registrados, 321 mil menos que en febrero de 2020, antes de los cierres en las empresas debido a las medidas de confinamiento por la pandemia.

“Es una redistribución de los mismos trabajadores. Efectivamente puede haber un crecimiento en las cifras de empleo porque se están reconociendo algunas relaciones laborales, pero es mínimo”, indicó.

“Este número de nuevos patrones no significa que esté floreciendo la economía o que se abran nuevos negocios, es que los mismos patrones se están redistribuyendo para cumplir con la Ley”, advirtió.

Puede ser que una terciarizadora abrió varios registros o que le haya regresado los empleados a la empresa principal y ésta haya hecho una reestructura, creando varias empresas para recibir a los trabajadores.

Asimismo, puede darse el caso de que las empresas terciarizadoras no estén cancelando sus viejos registros, que tenían por clase.

Este efecto se va a ver en seis meses, cuando el IMSS elimine el registro o lo suspenda, ya que si durante seis meses dejan un registro sin movimiento el IMSS lo da de baja, precisó.

A lo mejor las empresas dejaron en su viejo registro a los trabajadores incapacitados, ya que el IMSS no acepta que den de baja a los trabajadores que tienen una incapacidad.