Economía

‘Regalito’ a Ramírez de la O: pensiones requerirían 1.1 billones en 2022

El especialista Pedro Vázquez Colmenares explicó que la tasa de crecimiento de las pensiones actuales seguirá aumentando a un ritmo mayor que el gasto público.

El pasivo pensionario ya llegó como problema, debido a que en el Presupuesto de Egresos de 2022 se deberá asignar a este rubro un monto de 1.1 billones de pesos, de un gasto total que rondará los 6.3 billones de pesos, estimó Pedro Vázquez Colmenares.

El especialista en el tema de pensiones y autor del libro Pensiones en México, la próxima crisis, advirtió en entrevista que la expectativa es que la tasa de crecimiento de las pensiones actuales seguirá aumentando a un ritmo mayor que el gasto público, hasta aproximadamente el año 2032 o 2035, debido a que el gasto aumenta en función de lo que se puede recaudar y del crecimiento del PIB.

“En los últimos años, ningún rubro de gasto creció más que pensiones, con excepción de las obras emblemáticas de esta administración como la refinería, el Tren Maya y algún proyecto en particular”, abundó.


Vázquez Colmenares apuntó que concretar una reforma al sistema de pensiones tiene un costo político, pero la alternativa de no enfrentar el problema es peor.

“Solo hay una solución al problema: primero definir los beneficios que deben tener todos los pensionados, y cuando haya un consenso político de ampliar la seguridad social a toda la población entonces se justificará una buena reforma fiscal que vaya etiquetada a la protección pensionaria universal”, enfatizó.

‘Chequera de obligaciones’

La sociedad no está enterada del pasivo pensionario actual, resaltó, el cual es una chequera de obligaciones pensionarias con nombre y apellido, debido a que los pensionados tienen un cheque cada mes de por vida y esa chequera no tiene el saldo suficiente, hay que estar tomando recursos de los impuestos federales para pagar esas nóminas.

El problema es que cada vez se agregan más compromisos de pensiones a esa chequera y le llegan menos fondos.


Vázquez agregó que el segundo problema se ubica en las pensiones de los servidores públicos a nivel estatal, municipal y de empresas del estado como es Pemex y CFE, porque la mayoría de estos sistemas son deficitarios y ofrecen más de lo que pueden pagar.

“Hay más de 100 sistemas con serios problemas de déficit pensionario y cada uno de esos sistemas deben resolver su problema y no lo han hecho porque las autoridades han ‘pateado el bote’, es decir lo han diferido hacia delante”, refirió.

“Al final del día todos los contribuyentes, incluidos los informales que pagan IVA, estamos pagando las pensiones de todos los sistemas sin que siquiera estemos registrados en Pemex o CFE”, advirtió.

El especialista lamentó que en la presente administración no se haya hecho ninguna iniciativa de reforma al sistema de pensiones.