Border

‘¿Para qué arriesgarse por quien no se cuida?’ El Paso se está quedando sin enfermeras

Por la pandemia, muchas de estas trabajadores sanitarias decidió abandonar su profesión por miedo o cansancio.

A más de un año de que la pandemia llegó a la ciudad de El Paso, Texas, Mariana Cárdenas dice que no se arrepiente de haber dejado su profesión como enfermera y dedicarse al cuidado de adultos mayores.

Comentó que a ella le tocó trabajar durante los primeros seis meses de la pandemia en un hospital de El Paso, Texas, y solo se dio cuenta de que a las personas no les importaba el gran riesgo que presenta el COVID-19.

“Al principio mis compañeras y yo dijimos que si todo dependía de las medidas que tomaran las personas, pronto íbamos a regresar a la normalidad, que si acaso batallaríamos cuatro meses con el COVID”, platicó.

Pero conforme pasaban los meses se dio cuenta de que sus predicciones estaban muy equivocadas y cada vez había más personas enfermas que requerían atención de manera urgente.

“Sabes que ya todo está mal cuando pasan de estar enfermos a estar muertos y cuando tus colegas se enferman también y no sabes cuándo te puede tocar a ti”, relató.

Mariana es una mujer de casi 60 años y sus hijos hablaron con ella, le hicieron saber que no había necesidad de arriesgarse por quien no se cuida; así que dejó la profesión que realizó por casi 22 años y ahora se encarga de cuidar adultos mayores en trabajos eventuales, donde aunque no es mucho lo que gana, se sienten tranquilos ella y sus hijos.

Autoridades de salud de El Paso dieron a conocer que a un año y medio de que se desató la pandemia por coronavirus en esta ciudad fronteriza todavía predomina el déficit de enfermeras y personal médico.

Un informe hecho por la Comisión Laboral de Texas indica que hay 23 mil puestos de trabajo vacantes, principalmente para enfermeras registradas en Texas.

Wanda Helgesen, directora ejecutiva de BorderRAC, comentó que hay crisis de enfermeras porque algunas dejaron su profesión por miedo, otras por salud mental y otras para dedicarse a otras profesiones.

Asimismo, Alma Aranda, directora de Wokforce Development, dio a conocer que en el último año se han registrado 3 mil vacantes de trabajo para enfermeras en El Paso.

Dijo que hay enfermeras que están egresando de las escuelas, pero aún así es mayor la demanda que se tiene y que este problema no es exclusivo de El Paso, sino algo que ocurre en todo el estado de Texas.