Tech

Twitter debe probar cifras de bots para que el acuerdo de compra avance: Elon Musk

El empresario puso esta condicionante para que el acuerdo con Twitter pueda continuar.

Elon Musk declaró que no procederá con su adquisición de 44 mil millones de dólares de Twitter a menos que el gigante de las redes sociales pueda demostrar que las cuentas falsas, conocidas como bots, representan menos del 5 por ciento de sus usuarios, lo que arroja aún más incertidumbre sobre el acuerdo.

El multimillonario tuiteó “este acuerdo no puede avanzar” a menos que Twitter proporcione pruebas de sus afirmaciones, reiterando su propia opinión de que la proporción es mucho mayor.

El último pronunciamiento en línea de Musk complica una adquisición ya caótica, potencialmente una de las adquisiciones más grandes que haya visto la industria de internet. Recientemente se enfrentó en línea con el director ejecutivo de Twitter, Parag Agrawal, sobre la forma en que el gigante de las redes sociales contabiliza los bots, alimentando la especulación de que Musk podría intentar bajar el precio o incluso retirarse.

Las acciones de Twitter cayeron otro 3.2 por ciento en las operaciones previas a la comercialización en Nueva York, luego de caer más del 8 por ciento el día anterior. El diferencial entre el precio de oferta de Musk de 54.20 dólares y su último precio de cotización es actualmente de alrededor del 40 por ciento, lo que sugiere que los inversionistas piensan que hay pocas posibilidades de que el acuerdo se realice sin un descuento, si es que se hace.

Twitter señaló este martes en un comunicado que está “comprometido con completar la transacción en el precio y los términos acordados tan pronto como sea posible”.

“Si Musk y Twitter llegan a un acuerdo revisado”, dijo Dan Ives, analista de Wedbush, “probablemente será a un precio mucho más bajo una vez que las negociaciones se hagan cargo y se realice la diligencia en torno a Twitter DAU y los problemas de los algoritmos”.

La adquisición propuesta incluye una multa de término de mil millones de dólares para cada parte, que Musk tendría que pagar si termina el trato o no entrega los fondos de adquisición como prometió. No está claro si una actualización de Twitter sobre la cantidad de cuentas falsas, si es materialmente superior al 5 por ciento, desencadenaría la llamada cláusula de efecto adverso material, liberando a Musk del pago de la multa.

El último aluvión de tuits de la persona más rica del mundo es otro giro en el intento de Musk de apoderarse del sitio de microblogs. Un usuario prolífico con más de 90 millones de seguidores, reveló una participación de más del 9 por ciento en la compañía el mes pasado, luego lanzó una oferta de adquisición no solicitada, sin planes de financiamiento detallados, todo en cuestión de semanas.

Musk provocó que las posibles grietas en el acuerdo se ampliaran la semana pasada cuando tuiteó que su oferta para comprar Twitter estaba “temporalmente en pausa” hasta que obtuviera más información sobre la proporción de cuentas falsas. Aproximadamente dos horas después, Musk afirmó en otro tuit que “todavía estaba comprometido” con el acuerdo.

También lee: