Viajes

Escápate a estos pueblitos navideños cerca de la CDMX

A menos de tres horas de la capital se ubican estas localidades ‘mágicas’ donde inaugurarás la temporada decembrina

Ya se percibe la Navidad en el ambiente. Adornos decembrinos, ponche, menús ad hoc a la temporada, lucecitas y mucha gente haciendo compras para los intercambios y reuniones.

Pero si estás buscando darte una escapada de la ciudad en busca de artículos originales para decorar tu casa u oficina, o simplemente quieres despejarte del bullicio capitalino, te traemos un recuento de pueblitos cercanos a la CDMX donde la Navidad ya se ha instalado.

Tlalpujahua

Este pueblito enclavado en los límites del Estado de México resguarda varios tesoros arquitectónicos. Sus callecitas empedradas resultan encantadoras, ideales para un paseo matutino antes del desayuno.


Tlalpujahua se caracteriza por su ya conocida feria anual de la esfera en la que decenas de artesanas y artesanos se congregan para comercializar sus creaciones.

El evento comenzó el pasado 9 de octubre y finaliza el 19 de diciembre, así que aún tienes tiempo para lanzarte.

Además de la gastronomía local, esta localidad se caracteriza por sus dulces en conserva, una tradición que se mantiene más vigente que nunca. En el centro del pueblo encontrarás varios establecimientos que ofrecen gran variedad de estos productos.

Si quieres prolongar tu estancia, te recomendamos aprovechar la temporada de la mariposa monarca.


A menos de una hora se ubica Angangueo, aunque también puedes buscar una de las reservas ecológicas en el Estado de México, ya que comparten territorio monarca.

Taxco

Tal vez el caluroso clima de este pueblito mágico de Guerrero no sea muy prototípico de la Navidad, pero su ‘espíritu’ evoca toda una atmósfera lista para una estancia muy amena llena de nochebuenas y gastronomía local.

Cada año, la plaza Borda se llena de flores y colores de la temporada. La fachada de Santa Prisca luce preciosa y muy iluminada por las noches, lo cual resalta sus relieves churriguerescos.

En los establecimientos aledaños al centro de Taxco se come muy bien. Algunos restaurantes ofrecen paquetes y platillos típicos de la región.

Como puntos imperdibles, visita el Museo de Arte Virreinal de Taxco y la famosa mina prehispánica del pueblo.

Atlixco

La inconfundible villa iluminada de Atlixco recibe a miles de turistas cada año. El costo de los boletos oscila en un rango de 330 a 660 pesos por persona, dependerá del paquete que elijas. En este enlace puedes consultar toda la info.

Pero ese solo es el comienzo para un fin de semana completo puedes rentar un tour de paseo a caballo en los manantiales cercanos, hacer pesca deportiva, salto en paracaídas, hacer cata de mezcal poblano o visitar el ‘jardín mágico’.

Si quieres algo más tranqui, las caminatas y visitas a lugares en el centro bastará, ya que sus coloridas calles cubiertas con murales serán toda una experiencia visual.