Tokio 2020

Simone Biles no competirá en las pruebas de salto y barras asimétricas

La deportista comentó en redes sociales que lidia con un episodio de desorientación, conocido en el mundo de la gimnasia como “twisties”.

Simone Biles decidió no defender su título olímpico en salto al retirarse de la finales del domingo en salto y barras asimétricas para enfocarse en su salud mental.

La seis veces campeona olímpica de 24 años de edad se retiró de la competencia durante la final por equipos del martes y tampoco participó en la final del programa individual el jueves. Biles anunció el viernes en redes sociales que lidia con un episodio de desorientación, conocido en el mundo de la gimnasia como “twisties”.

Biles indicó que no es la primera vez que atraviesa ese problema, típicamente en las pruebas de salto y piso. En esta ocasión el problema es los cuatro aparatos. Está programada a competir en las finales de piso y viga de equilibrio la próxima semana.


Biles había trabajado en el doble Yuchenko durante la prueba de salto en Tokio. Presentó el salto en mayo, aunque ninguna mujer lo ha realizado en una competencia. De concretar el salto, que requiere que la gimnasta llegue con una vuelta y un mortal atrás al trampolín para impulsarse y realizar dos mortales hacia atrás en posición c, el salto llevaría el nombre de Biles.

La Federación de Gimnasia de Estados Unidos señaló que Biles sigue siendo evaluada a diario para determinar si competirá en las finales restantes.

MyKayla Skinner, quien tuvo la cuarta mejor nota en salto durante las eliminatorias, competirá en la final del aparato por Estados Unidos junto a Jade Carey, quien terminó con la segunda mejor clasificación. En principio, Skinner no avanzó a la final debido a que las reglas de la Federación Internacional de Gimnasia limitan a solo dos deportistas por país en cada final.

Skinner, de 24, fue alterna para el equipo olímpico de Río 2016 que ganó el oro. Logró hacer el equipo de 2020 como una “adicional” y compitió en los cuatro eventos durante las eliminatorias del domingo pasado. Se ubicó en la 11ra posición en el programa individual, pero no se ubicó entre las 24 finalistas debido a que Biles y la eventual campeona Sunisa Lee tuvieron mejores notas entre las estadounidenses.


Skinner publicó una imagen en Instagram después de ser nombrada como reemplazo de Biles en el salto y expresó su emoción por la oportunidad de disputar una medalla. Ella y Carey están consideradas entre las favoritas.

“Esto es por Simone Biles”, escribió Skinner. “Llegó la hora”.