Tech

Netflix pierde participación de mercado, ¿esto significa su ‘funeral’?

Más personas que nunca están consumiendo los servicios de streaming, pero Netflix no es lo único que ven.

La participación de Netflix en el mercado de video por internet se está reduciendo.

Esa es la conclusión de dos nuevos informes publicados la semana pasada. El primero es de Parrot Analytics, una startup que mide el interés de la audiencia en los programas de televisión por internet. Según Parrot, Netflix representó aproximadamente la mitad de las series originales que la gente de todo el mundo quería ver en línea en el primer trimestre de 2021.

Si bien Netflix sigue siendo el actor dominante, su participación en el mercado está en declive. Hace dos años, Netflix representaba 64.6 por ciento de la demanda.


La caída es aún más pronunciada en Estados Unidos, donde Netflix representó 48.1 por ciento de la demanda. Es la primera vez que ha estado por debajo del 50 por ciento (esto puede tener algo que ver con una producción más limitada de Netflix en el primer trimestre del año, aunque eso no explica la tendencia de dos años).

Un informe de Ampere Analysis presentó un panorama similar. La participación de Netflix en términos de suscriptores en EU cayó 31 por ciento en un año.

Al leer estos dos informes uno podría convencerse de que el tan esperado funeral de Netflix finalmente llegó. Los medios antiguos vencieron al disruptor.

¿Pero es eso lo que significan estos números? A pesar de las preocupaciones de que Netflix sería el próximo gran monopolio tecnológico, Netflix nunca iba a ser la única red de video por internet que la gente usaría. Google, nuestro único rey verdadero, puede dominar las búsquedas porque tiene acceso a toda la información relevante que necesita. Crea un producto cada vez mejor mediante el uso de todas sus búsquedas para mejorar sus resultados.


Netflix nunca iba a tener acceso a todos los programas de televisión o películas. De hecho, su acceso a los catálogos se redujo al pasar de ser una compañía de tecnología que distribuía programas de otros a una compañía de entretenimiento que crea producciones propias. Y ahora que es una compañía de entretenimiento, realmente no puede ser un monopolio. Ninguna compañía puede monopolizar la creatividad, ni siquiera Disney.

Los datos de Parrot y Ampere reflejan que Netflix, alguna vez uno de los pocos actores en su mercado, ahora compite por la atención con Disney+, HBO Max, Peacock, Apple TV+, Paramount+, Discovery+, así como Amazon y Hulu. Más personas que nunca están acudiendo a los servicios de streaming, y Netflix no es lo único que ven.

La verdadera pregunta, que ninguno de estos datos realmente responde, es si esta pérdida de participación significa que el interés en Netflix está disminuyendo. Sabemos que las personas miran menos televisión en vivo y cancelan paquetes de cable y satélite. Sabemos que la gente está viendo más video en línea.

Pero a medida que las personas se alejan del servicio por cable y satélite y se acercan al streaming, ¿están viendo transmisiones en línea en más lugares o están viendo menos Netflix? Si están viendo menos Netflix, es más probable que cancelen el servicio. Eso sería malo para Netflix.

La compañía ha rechazado esta narrativa, señalando en los últimos trimestres que su usuario promedio pasa más tiempo en Netflix. La buena noticia es que pronto no habrá espacio para especular pues la compañía reporta resultados el martes.