Salud

¿Qué medidas de prevención podemos aplicar para prevenir contagios por Ómicron?

La variante B.1.1.529 fue clasificada como de “preocupación” por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La variante ómicron ha puesto en alerta mundial a la sociedad desde el registro de su aparición el pasado 25 de noviembre en Sudáfrica.

Identificada como B.1.1.529, hasta el momento solo se conoce que se trata de “una constelación muy inusual de mutaciones”, pero su “significado aún es incierto”, explicó el profesor Tulio de Oliveira, de la Plataforma de Innovación en Investigación y Secuenciación de KwaZulu-Natal (KRISP, una institución científica del este de Sudáfrica).

La preocupación mundial aumentó el 26 de noviembre de 2021, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) la clasificó como “variante de preocupación”, sin embargo, aún se desconoce si esta es más virulenta.


Lo cierto es que la propagación de ómicron tendrá la magnitud que hasta ahora tiene delta, según lo confirmó la OMS este 3 de diciembre.

Y ante este escenario, lo mejor es alistar las medidas de protección más eficientes que hasta ahora el mundo ha implementado para hacer frente a la pandemia por el COVID.

De acuerdo con Carissa F. Etienne, directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), los gobiernos deben mantener las medidas de salud pública como el uso de mascarilla.

“Cuanto más circule el virus causante del COVID-19, más oportunidades habrá de que sufra cambios y mute.”

El organismo internacional reiteró que continúa haciendo un seguimiento estrecho de otras variantes y, que por ahora, delta sigue siendo la variante predominante en la Región de las Américas.

En esta línea, la Organización Mundial de la Salud (OMS) remarcó que el cierre de fronteras es una medida que podría coadyuvar a ralentizar la propagación de ómicron.

Los controles de fronteras pueden demorar la llegada del virus y ganar tiempo. Pero todos los países y todas las comunidades deben prepararse para nuevos aumentos de los casos. La noticia positiva en todo esto es que ninguna de las informaciones que tenemos actualmente sobre ómicron sugiere que debamos cambiar la dirección de nuestra respuesta”, , afirmó el director regional de la OMS, el doctor Takeshi Kasai.

En cuanto a lo que deberían hacer los demás países, Olowokure señaló que, la experiencia de los últimos años, en especial en la respuesta a la delta, “nos sirve de guía para saber lo que debemos hacer, además de cómo lidiar con futuros repuntes de una forma más sostenible”.

Esto supone una cobertura total de vacunación, distancia social y uso de mascarilla, entre otras medidas. El objetivo es “asegurar que se trata a los pacientes adecuados en el lugar adecuado y en el momento adecuado, para poder asegurar así que hay camas disponibles en las UCIs, especialmente para quienes las necesiten”, apuntó el director regional de emergencias de la OMS, el doctor Babatunde Olowokure.

Con información de AP