Salud

Otra atroz variante de COVID puede causar gangrena y sordera

Los médicos de la India han relacionado la discapacidad auditiva, los trastornos gástricos graves y los coágulos de sangre que conducen a la gangrena con esta variante.

La variante del coronavirus que impulsa la devastadora segunda ola del COVID-19 en India es la más infecciosa que ha surgido hasta ahora. Los médicos ahora quieren saber si también es más grave.

Los médicos de la India han relacionado la discapacidad auditiva, los trastornos gástricos graves y los coágulos de sangre que conducen a la gangrena, síntomas que no se observan normalmente en los pacientes con COVID, con la denominada variante delta. En Inglaterra y Escocia, la evidencia preliminar sugiere que la cepa, que ahora también es dominante allí, conlleva un mayor riesgo de hospitalización.

Delta, también conocida como B.1.617.2, se ha extendido a más de 60 países durante los últimos seis meses y ha provocado restricciones a los viajes de Australia a Estados Unidos. Un aumento en las infecciones, impulsado por la variante, ha obligado al Reino Unido a reconsiderar sus planes para reapertura a finales de este mes, con un informe local que dice que podría retrasarse dos semanas. Singapur descubrió que la mutación representaba el 95 por ciento de las muestras locales de COVID vinculadas a variantes de interés. Las tasas más altas de transmisión y la reducción de la eficacia de las vacunas han hecho que la comprensión de los efectos de la cepa sea especialmente crítica.


“Necesitamos más investigación científica para analizar si estas nuevas presentaciones clínicas están vinculadas con B.1.617 o no”, dijo Abdul Ghafur, médico de enfermedades infecciosas del Hospital Apollo en Chennai, la ciudad más grande del sur de la India. Ghafur comentó que está viendo más pacientes de COVID con diarrea ahora que en la ola inicial de la pandemia.

‘Nuevo enemigo’

“El año pasado, pensamos que nos habíamos enterado de nuestro nuevo enemigo, pero cambió”, dijo Ghafur. “Este virus se ha vuelto tan, tan impredecible”.

Dolor de estómago, náuseas, vómitos, pérdida de apetito, pérdida de audición y dolor en las articulaciones se encuentran entre las dolencias que experimentan los pacientes de COVID, según seis médicos que tratan a pacientes en toda la India. Las variantes beta y gamma, detectadas por primera vez en Sudáfrica y Brasil respectivamente, han mostrado poca o ninguna evidencia de desencadenar signos clínicos inusuales, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Nueva Gales del Sur el mes pasado.

Algunos pacientes desarrollan microtrombos, o pequeños coágulos de sangre, tan graves que llevaron al tejido afectado a morir y desarrollar gangrena, dijo Ganesh Manudhane, cardiólogo de Mumbai, que ha tratado a ocho pacientes por complicaciones trombóticas en el Hospital Seven Hills durante los últimos dos meses. Dos requirieron amputaciones de dedos o un pie.


“Vi de tres a cuatro casos durante todo el año pasado, y ahora es un paciente a la semana”, aseguró Manudhane.

Coágulos desconcertantes

India ha informado de 18.6 millones de casos de COVID hasta ahora en 2021, en comparación con los 10.3 millones del año pasado. La variante delta fue la “causa principal” detrás de la segunda ola más letal del país y es un 50 por ciento más contagiosa que la cepa alfa que se detectó por primera vez en el Reino Unido, según un estudio reciente de un panel del gobierno indio.

El aumento de casos puede haber impulsado un aumento en la frecuencia con la que se observan complicaciones poco frecuentes de COVID. Aún así, Manudhane dijo que está desconcertado por los coágulos de sangre que ve en pacientes de todos los grupos de edad sin antecedentes de problemas relacionados con la coagulación.

“Sospechamos que podría deberse a la nueva variante del virus”, comentó. Manudhane está recopilando datos para estudiar por qué algunas personas desarrollan coágulos y otras no.

Los médicos también están encontrando casos de formación de coágulos en los vasos sanguíneos que irrigan los intestinos, lo que hace que los pacientes experimenten dolor de estómago, su único síntoma, informaron los medios locales.

Algunos pacientes de COVID también buscan atención médica para la pérdida de audición, hinchazón alrededor del cuello y amigdalitis severa, dijo Hetal Marfatia, cirujano de oído, nariz y garganta en el King Edward Memorial Hospital de Mumbai.

“Cada persona muestra síntomas diferentes” en la segunda ola.

‘Síntoma atípicos’

Los síntomas inusuales de delta y una variante estrechamente relacionada conocida como kappa, cuya propagación llevó a un cuarto bloqueo en la ciudad australiana de Melbourne, aún se están confirmando, dijo Raina MacIntyre, profesora de bioseguridad global en la Universidad de Nueva Gales del Sur en Sydney. “Mientras tanto, es importante tomar nota de esto y estar al tanto de síntomas atípicos”.

La variante delta de la India comienza a mostrar sus verdaderos colores feos.

El aspecto más alarmante del brote actual en India es la rapidez con la que el virus se está propagando, incluso a los niños, dijo Chetan Mundada, pediatra del grupo de hospitales Yashoda en Hyderabad.

Familias enteras

Ghafur de Apollo dijo que también estaba viendo familias enteras con síntomas de COVID, a diferencia del año pasado cuando los individuos dominaban, lo que refleja un aumento en la transmisión doméstica causada por la variante delta.

Los casos de mucormicosis, una rara infección micótica oportunista, también han aumentado en la India. Había infectado a más de ocho mil 800 pacientes y supervivientes de COVID hasta el 22 de mayo, lo que obligó a las autoridades sanitarias locales a llamarlo epidemia.

Incluso cuando el brote de India comienza a disminuir (las infecciones diarias se han reducido a menos de una cuarta parte del pico del 7 de mayo), la variante delta está provocando brotes en otros lugares, incluidos hasta ahora paraísos sin virus como Taiwán, Singapur y Vietnam, lo que refuerza los pedidos de inmunización masiva.

El político y científico alemán Karl Lauterbach dijo el martes que la variante probablemente se volverá más frecuente en Alemania también en los próximos meses. “Evitarlo por completo me parece poco realista”, dijo en Twitter. “El factor decisivo es una tasa de vacunación muy alta, que reduce la mortalidad”.

Pero con la evidencia emergente, delta y al menos otra variante que puede ser experta en evadir anticuerpos inducidos por vacunas, las compañías farmacéuticas están bajo presión para modificar las inyecciones existentes o desarrollar nuevas.

“Las nuevas vacunas deben prepararse con nuevas variantes en mente”, dijo Ghafur. “No podemos adelantarnos al virus, pero al menos podemos mantenernos al día”.

Con la colaboración de P R Sanjai y Chris Kay.