Salud

El COVID-19 es tan nocivo que logra que nuestro cuerpo se haga un autoboicot

El objeto de un análisis publicado por la revista Nature son las moléculas conocidas como autoanticuerpos.

Un estudio publicado este miércoles por la revista Nature reveló un extraño fenómeno que puede explicar efectos crónicos sufridos por personas contagiadas de COVID-19.

Eric Y. Wang, Tianyang Mao, Jon Klein y Yile Dai, autores del análisis, investigaron a un grupo de 194 pacientes, que incluyeron a trabajadores de la salud, un grupo con una alta exposición al virus SARS-CoV-2.

¿Qué encontraron? Que estas personas mostraron una alta prevalencia de autoanticuerpos que actuaban contra proteínas inmunomoduladoras, es decir, sustancias que actúan contra infecciones.


Pero momento, ¿qué es un autoanticuerpo? De inicio, recordemos que los anticuerpos son proteínas que tu cuerpo produce por medio del sistema inmunitario para neutralizar la invasión de virus (como el SARS-CoV-2) u otros organismos.

El problema con los autoanticuerpos es que estos se dirigen hacia ese ‘escudo’ creado por el organismo en lugar de atacar a un virus. Es decir, atacan al cuerpo.

Este fenómeno fue detectado en el estudio pues se vio cómo los autoanticuerpos “perturban la función inmune y deterioran el control virológico al inhibir la señalización de inmunorreceptores y al alterar la composición de las células inmunes”.

Los investigadores añadieron que se observó un empeoramiento de la enfermedad en un modelo realizado en un ratón.