Salud

El COVID aumenta su intensidad: se registra un récord semanal de 5.2 millones de casos en el mundo

Los peores brotes se han acelerado en muchos países que no están equipados para lidiar con ellos.

Las infecciones por COVID-19 alcanzaron un récord de 5.2 millones a nivel mundial la semana pasada a pesar de la aplicación de vacunas, lo que pone en duda que el fin de la pandemia esté cerca.

Más personas fueron diagnosticadas con la enfermedad durante los últimos siete días que en cualquier otra semana desde el inicio de la pandemia, y los peores brotes se aceleraron en muchos países que no están equipados para lidiar con ellos.

La preocupante tendencia, pocos días después de que el mundo superó los tres millones de muertes, se produce cuando los países están implementando vacunas en un esfuerzo por controlar el virus. Los datos de la Universidad Johns Hopkins que muestran un aumento del 12 por ciento en las infecciones con respecto a la semana anterior arrojan dudas sobre la esperanza de que el fin de la pandemia esté a la vista.


El aumento semanal superó el máximo anterior establecido a mediados de diciembre. Si bien las tasas de infección se han desacelerado en gran medida en los Estados Unidos y el Reino Unido, los países del mundo en desarrollo, India y Brasil en particular, están asumiendo una creciente carga de casos.

También lee:

La India tiene una variante de COVID con doble mutación... ¿qué tanto debe preocuparnos?

Con 200 mil casos nuevos al día, la India es el nuevo epicentro de la pandemia

10 datos para conocer Covaxin, la vacuna COVID de India que acaba de ser aprobada en México

El número mundial de muertos también está recuperando impulso. Las muertes diarias han promediado cerca de 12 mil durante la semana pasada, frente a poco más de ocho mil 600 en la semana que terminó el 14 de marzo, cuando las muertes habían comenzado a disminuir.

India y Brasil son los dos mayores contribuyentes para impulsar los casos a nivel mundial, una carrera que ninguno de los dos quiere ganar. Frente a un aumento repentino de las infecciones por coronavirus, India vuelve a ser el hogar del segundo brote más grande del mundo, superando a Brasil después de que este último avanzó en marzo. Los hospitales desde Mumbai hasta Sao Paulo están bajo una presión cada vez mayor a medida que las admisiones continúan aumentando.

Ambos países han administrado hasta ahora dosis equivalentes para cubrir el 4.5 por ciento y 8.3 por ciento de sus poblaciones, respectivamente, en comparación con el 33 por ciento en Estados Unidos y el 32 por ciento en Reino Unido, según el rastreador de vacunas de Bloomberg.

Pero no son solo las naciones en desarrollo las que han experimentado reveses recientes en sus esfuerzos por abordar la pandemia. Los casos raros de coagulación observados en personas que han recibido vacunas fabricadas por Johnson & Johnson y AstraZeneca han alimentado el escepticismo sobre las vacunas que enfrentan los gobiernos de todo el mundo.

Las nuevas variantes del virus también han provocado un aumento de las infecciones. Brasil es donde se identificó en diciembre una de las mutaciones de coronavirus más potencialmente mortales, la variante P.1. Los estudios sugieren que estas cepas, junto con las variantes que se observaron por primera vez en Sudáfrica y el Reino Unido, son más contagiosas.

Te puede interesar:

El COVID es mucho más letal en Brasil (y América Latina)... y nadie sabe por qué